buscar noticiasbuscar noticias

Último adiós

Ayer Gran Bretaña y el mundo se despiden de la Reina Isabel II; en un funeral que reunió presidentes y reyes, príncipes, primeros ministros y su amado pueblo

Londres, Inglaterra

Concluyen 70 años de reinado.Último adiós

Gran Bretaña y el mundo se despidieron ayer lunes de la reina Isabel II en un funeral de Estado que reunió a presidentes y reyes, príncipes y primeros ministros, y a una multitud que se congregó en las calles de Londres para honrar a una monarca cuyos 70 años de reinado definieron toda una época.

imagen-cuerpo

  • El féretro de la Reina Madre, envuelto en una bandera.

2 MIL INVITADOS

Fue el primer funeral de Estado desde el de Winston Churchill fue un despliegue espectacular: Previo al servicio, una campana tocó 96 veces, una por minuto, por cada año de vida de Isabel. Después, 142 marineros de la Armada tiraron del carro de armas con el ataúd de Isabel hasta la Abadía de Westminster, donde los portadores del féretro lo llevaron al interior de la iglesia, donde unas 2.000 personas, desde líderes mundiales hasta trabajadores de salud se reunieron para recordarla.

Abundaban los adornos de Estado y de la monarquía: El féretro estaba cubierto con el Estandarte Real y sobre él se encontraba la Corona Imperial de Estado, que brillaba con casi 3.000 diamantes, y el orbe y el cetro del soberano.

Pero lo personal también estuvo presente: El féretro fue seguido en la iglesia por generaciones de descendientes de Isabel, incluidos el rey Carlos III, el heredero al trono, el príncipe Guillermo, y Jorge, de 9 años, que es el segundo en la línea de sucesión. En una corona de flores sobre el féretro, una nota manuscrita decía: "En amoroso y devoto recuerdo", y estaba firmada como Carlos R, de Rex, o rey.

imagen-cuerpo

  • Vigilia de sus cuatro nietos: El duque de York, el Earl de Wessex,  vizconde Linley,  y el príncipe de Gales.

El servicio concluyó con dos minutos de silencio guardados en todo el Reino Unido, tras los cuales los asistentes cantaron el himno nacional, ahora titulado "Dios salve al Rey".

 DÍA FERIADO

El día comenzó temprano, cuando las puertas del Westminster Hall, de 900 años de antigüedad, del Parlamento, se cerraron a los dolientes después de que cientos de miles de personas se hubieran presentado ante su féretro.

El lunes fue declarado feriado nacional en honor de Isabel, que falleció el 8 de septiembre, y cientos de miles de personas acudieron a Londres para presenciar el momento histórico. Los asistentes se agruparon en las aceras para ver cómo el ataúd recorría las calles de la capital tras el servicio religioso. Cuando la procesión pasó por el Palacio de Buckingham, la residencia oficial de la reina en la ciudad, el personal se quedó afuera, algunos haciendo reverencias.

imagen-cuerpo

  • El féretro custodiado por la miembros de la marina Royal

Más gente se alineó en la ruta que siguió el coche fúnebre desde la capital hasta el Castillo de Windsor, y muchos arrojaron flores al convoy a su paso, algunas de las cuales descansaron sobre el vehículo. Millones de personas sintonizaron el funeral en directo por televisión, y multitudes acudieron a parques y espacios públicos de todo el Reino Unido para verlo en pantallas. Incluso el doodle de Google se tiñó de un respetuoso color negro por ese día.

El arzobispo de Canterbury, Justin Welby, dijo en su sermón en el funeral que "pocos líderes reciben la efusión de amor que hemos visto" por Isabel.

imagen-cuerpo

  • Hijos y nietos le hacen la última guardia de honor.

DESCANSA EN BÓVEDA REAL

Más tarde, durante la ceremonia de entierro en la Capilla de San Jorge, en los terrenos del Castillo de Windsor, la Corona Imperial de Estado y el orbe y el cetro de la soberana fueron retirados del ataúd y colocados en el altar, separando a la reina de su corona por última vez. A continuación, su féretro fue introducido en la bóveda real a través de una abertura en el suelo de la capilla.

Más tarde será enterrada junto a su marido, el príncipe Felipe, en un servicio familiar privado.

FUNERAL EN CIFRAS

  • 2.000 Dignatarios e invitados
  • 5.949 Miembros del ejército participaron
  • 800 Invitados a  misa funeraria
  • 125 Cines transmitieron el funeral de la reina en vivo.
  • 1.650 Militares en el cortejo fúnebre
  • 2  Minutos de silencio al final del funeral.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD