buscar noticiasbuscar noticias

Envían a Texas a tortuga boba

El quelonio ‘Matthew’ podrá ser apreciado en Sea Turtle Inc, de South Padre Island

Una gran tortuga boba curada en el Turtle Hospital con sede en Florida Keys fue trasladada en avión privado para vivir en una instalación de conservación en Texas.

La tortuga hembra de 230 libras tomó el vuelo de casi cinco horas desde Middle Keys hasta South Padre Island, Texas, el domingo, con la ayuda de “Turtles Fly Too”, un grupo sin fines de lucro que trabaja con pilotos de aviación general que donan sus aviones, combustible y tiempo para proporcionar transporte de emergencia para especies en peligro de extinción.

Personal del Turtle Hospital con sede en los Cayos de Florida coloca a la tortuga en una caja de envío.Envían a Texas a tortuga boba

“Matthew”, llamada así por uno de sus rescatistas antes de que se determinara su sexo, sufrió heridas en su caparazón en mayo de 2020 por un choque con un bote que la dejó sin poder bucear y buscar comida, una condición denominada “síndrome del trasero de burbuja”.

“Está siendo transportada a Sea Turtle Inc. en South Padre Island porque no puede bucear”, dijo Bette Zirkelbach, gerente general del Turtle Hospital, quien acompañó al reptil durante el vuelo.

“Eso la hace irrenunciable y actuará como embajadora de su especie allí en las instalaciones de Texas, donde reciben muchos visitantes”, agregó.

El reptil se une a otros pacientes de tortugas rehabilitados y no liberables en Sea Turtle Inc., ubicada en el Golfo de México.

Los programas de extensión de conservación de la organización están diseñados para crear conciencia pública sobre las tortugas marinas y las amenazas a su supervivencia.

Aunque el objetivo del Hospital de tortugas de los Cayos es que cada tortuga marina rescatada se rehabilite con éxito y regrese a su hogar en el océano, no es probable que Matthew pueda sobrevivir en la naturaleza debido al trastorno de flotabilidad positivo.

El caparazón de Matthew ha sido equipado con pesas, diseñado para adherirse al caparazón y ayudar a la tortuga a sumergirse y descansar cómodamente durante su residencia en el centro de Texas.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD