Noticias

Entendiendo el concepto de trading

  • Por: El Mañana / Agencias
  • 18 / Junio / 2019 - 04:48 p.m.
  • COMPARTIR
Entendiendo el concepto de trading

En lo que llevamos de siglo ha aumentado mucho el número de personas que, con mayor o menor fortuna, practican el trading con productos financieros tradicionales o incluso aquellos que han entrado al mercado guiados por la excitación de instrumentos más novedosos, por ejemplo, los traders que se dedican al trading con bitcoin. Quizás usted mismo tenga amigos o conocidos que se dedican a ello en el presente o se dedicaron a ello en el pasado. Si es así puede que ya conozca bastante del tema, en caso contrario tal vez este artículo le sirva como medio de introducción.

¿En qué consiste el trading?

Trading es la palabra anglosajona que utilizamos para la profesión de los operadores por cuenta propia, a los cuales podemos dividir en cuatro categorías dependiendo de a qué plazo operen: day traders, scalpers, swing traders o position traders, pero sus operaciones nunca llegan a ser tan a largo plazo como pueden llegar a ser las de los inversores, así que en cierto modo podemos decir que un inversor se identifica con un tipo de inversión tradicional y un trader con la especulación.

Un trader lo puede ser de forma independiente o trabajar para terceros; como un fondo de inversión, bancos o actuando como intermediario para un tercero, y el trabajo en sí se realiza mediante alguna de las múltiples plataformas de negociación reguladas que existen.

¿Cómo se opera en el mercado bursátil?

La base de la forma de operar de los traders se basa en diversos tipos de análisis, entre los cuales podemos destacar:

-Análisis técnico: mediante gráficas que ofrecen las propias plataformas de trading, u otras accesibles a través de internet, los traders tratan de descifrar tendencias y predecir el precio futuro de un activo.

-Análisis fundamental: junto con el análisis técnico es el tipo de análisis más habitual y consiste básicamente en estudiar las cuentas corporativas, junto con otras claves económicas, para formarse una idea de hacia dónde se dirige el mercado, al contrario de los analistas técnicos, que sacan toda la información que necesitan de las gráficas. Por otro lado, también tiene en cuenta las causas macroeconómicas, ya que todos sabemos que cualquier decisión o acción a nivel internacional influye, para bien o para mal, en la economía. 

-Análisis cuantitativo: se basa en el uso de la estadística para predecir tendencias de futuro utilizando para ello las matemáticas financieras.

Una vez tenemos nuestro análisis listo compraremos o venderemos en base a él.

¿Cuáles son los activos con los que se negocia en el trading?

Pues cualquier activo, como materias primas (petróleo, oro, plata, soja, maíz...) monedas nacionales (las más populares a mediados del 2019 aún son el USD y el EUR) y ahora también las criptomonedas, porque como no podía ser menos, invertir en bitcoin o en cualquiera de sus hermanas pequeñas es posible en prácticamente cualquiera de las plataformas más populares. 

Como tenemos multitud de productos con los que negociar es importante que elijamos alguno con el cual estemos familiarizados o del que podamos adquirir grandes conocimientos, algo que por otra parte es mucho más sencillo hoy en día, ya que tenemos a nuestra disposición miles de periódicos, blogs o canales de YouTube muy didácticos que nos pueden proporcionar información de índole política, económica, tendencias de mercado y un largo de etcétera. 

De hecho, prácticamente cualquier cosa que nos pueda interesar tiene expertos de los cuales sacar toda la información necesaria para formarnos una idea más o menos clara del tema en cuestión.

¿Trading o inversión tradicional?

Realmente nadie puede decidirlo por usted. Dependiendo del tipo de inversor que sea se decantará por el trading o por una inversión de las de toda la vida.

En el primer caso el riesgo y la ganancia es mayor, en el segundo el dinero llega de forma mucho más lenta pero también mucho más segura, así que probablemente el decantarnos por una u otra modalidad dependerá de muchos factores, como nuestro nivel adquisitivo o el momento vital en el que nos encontremos. 

En cualquier caso, un paso fundamental es familiarizarnos bien con la plataforma con la que vayamos a operar, con los diferentes tipos de análisis y con los activos con los que vamos a trabajar, y practicar en los modos de prueba tanto tiempo como sea necesario, ya que estos no suelen tener fecha de caducidad, y además son gratuitos. Como conclusión, no debemos dejar que la impaciencia sea nuestra guía a la hora de invertir.

DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA