Noticias

Empresa sancionada recibió contratos por mil mdp de la 4T

Pese a haber sido señalado de varias irregularidades, el Corporativo Kosmos tiene tratos con el gobierno por mil 150 mdp

  • Por: El Universal
  • 21 / Mayo / 2020 - 09:10 a.m.
  • COMPARTIR
Empresa sancionada recibió contratos por mil mdp de la 4T

Contratos por casi mil 150 millones de pesos para la distribución de alimentos a cárceles, hospitales, la Guardia Nacional y otras instituciones del gobierno obtuvo para este año un corporativo de empresas que ha monopolizado ese servicio desde el gobierno de Vicente Fox, que ha sido multado por intoxicaciones derivadas de la mala calidad de varios de sus productos y algunas de cuyas cuentas fueron congeladas por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) por operaciones irregulares presuntamente relacionadas con lavado de dinero en el suministro de despensas para el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

Se trata del Corporativo Kosmos (La Cosmopolitana, Café Bersa y Productos Serel) y de la empresa Abastos y Distribuciones Institucionales (Abadi), propiedad de la familia Landsmanas, de origen letón-lituano.

Según información del sistema Compranet, Abadi tiene este año contratos por 964 millones 694 mil 617 pesos y 51 centavos: de 572 millones 410 mil 181 pesos y 84 centavos con el IMSS; de 313 millones 986 mil 410 pesos y 33 centavos con la Guardia Nacional; de 27 millones 888 mil 58 pesos y 94 centavos con la Autoridad Educativa Federal de la Ciudad de México; de 16 millones 928 mil 994 pesos y 86 centavos con el Hospital Infantil de México Federico Gómez; de 13 millones 280 mil pesos con el gobierno de Chihuahua; de 12 millones 650 mil 698 pesos y 77 centavos con el DIF; de 3 millones 986 mil 510 pesos y 77 centavos con el gobierno de Michoacán, y de 3 millones 563 mil 762 pesos con el ISSSTE. En tanto, Café Bersa tiene este año contratos por 24 millones 865 mil 374 pesos y 26 centavos: de 19 millones 545 mil 142 pesos y 81 centavos con la Secretaría del Trabajo; de 3 millones 268 mil 103 pesos y 45 centavos con la Procuraduría Federal de Defensa del Trabajo, y de 2 millones 52 mil 128 pesos con el IMSS.

Y Productos Serel tiene este año contratos por 160 millones 46 mil 401 pesos y 48 centavos: de 5 millones 945 mil 245 pesos y 37 centavos con el Hospital Regional de Alta Especialidad de Oaxaca; de 43 millones 486 mil 427 pesos con el Hospital Juárez de México; de 22 millones 362 mil 140 pesos y 99 centavos con Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA); de 25 millones 452 mil 189 pesos con la Fiscalía General de la República; de 47 millones 413 mil 793 pesos y 10 centavos con el DIF, y de 15 millones 386 mil 606 pesos con el IMSS.

Las denuncias Cuando el hoy comisionado del Instituto Nacional de Migración, Francisco Garduño Yáñez, dirigía los Centros Penitenciarios Federales a inicios del actual gobierno declaró sobre la existencia de una empresa, cuyo nombre no mencionó, pero dijo que estaba en todos lados con "contratos leoninos" para las cárceles federales.

El 20 de febrero del año pasado se preguntó a AMLO sobre tal señalamiento en la conferencia de prensa mañanera. Ahí dijo que ya se hacía una revisión —sobre la que informaría en una semana— respecto a las adquisiciones de alimentos para los penales federales y también sobre las compras de medicamentos y equipos médicos del sector Salud.

La información aportada por el gobierno en los días subsecuentes se centró en el tema de las medicinas. El 25 de febrero, VICE México, apoyado por Quinto Elemento Lab, publicó un reportaje que tituló El cártel de la comida, en el que identificaba a La Cosmopolitana como la principal proveedora durante los últimos 18 años de la comida para los reos de los reclusorios federales.

 

La empresa forma parte del Corporativo Kosmos que, según esa investigación periodística, ha logrado contratos por 29 mil 76 millones de pesos entre 2002 y 2019. Su fundador, Ilja o Elías Landsmanas llegó a México en 1959 a los 11 años junto con sus padres Pejsach o Pablo y Chaja Dymensztejn, procedentes de los países bálticos Letonia y Lituania, según consta en el archivo histórico migratorio de nuestro país. Pablo se empleó en una carnicería de otro lituano emigrado a México, León Brener (quien fundaría la marca de embutidos FUD), y después estableció su propia carnicería, La Modelo.

 

DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA