Reynosa

El Joe´s Place

  • Por: Martin Salinas Rivera
  • 19 / Agosto / 2018 -
  • COMPARTIR
El Joe´s Place

Las construcciones en el efímero poblado de Thayer, al sur de Mercedes, Texas. Al cruzar el puente, este lugar fue la contraparte de poblado de Río Rico. Fotos del Museo de Weslaco.

Cronista Municipal de Reynosa

Ya en otra ocasión explicamos como en el devenir histórico, los negocios relacionados con el turismo aportaron grandes cambios a Reynosa cuando fue elevada de Villa a Ciudad en 1927; fue en los años de la "Ley Seca" del país vecino (1920-1933). Un segundo auge en este lugar fronterizo aconteció en plena Segunda Guerra Mundial, en la década de los años de 1940. 

En un principio los servicios al turismo estuvieron relacionados con casinos donde existían juegos de azar, todo tipo de diversiones, buenas bebidas y comida. Los turistas abarrotaban el trayecto desde el Puente Internacional a la plaza y la calle Hidalgo, en donde pronto se montaron una serie de establecimientos relacionados con este rubro. Durante la segunda etapa, el turismo ya no se enfocó en el juego, pero sí se interesó en los espectáculos y en otro tipo de esparcimiento.

La música fue tan importante en este desarrollo turístico, que en Reynosa apareció primero el sindicato de filarmónicos, antes que el de meseros y cantineros o el de choferes. Un número de ciudadanos reynosenses brindaron sus servicios en este tipo de negocios de entretenimiento.

Joe Ortega

José "Joe" Ortega era un tipo alto de cuerpo "rollizo" originario de Chihuahua, quién manejó bares en Tijuana y Aguacaliente en Baja California en la época de la "Prohibición". Ahí los americanos se divertían apostando en las carreras de caballos y en el "jai-alai", un deporte de origen vasco donde se utiliza una cesta de mimbre para lanzar una pelota a gran velocidad contra las paredes de la cancha, nombrada frontón. 

Por el año de 1931, Ortega estableció su famoso "Joe´s Place Diner" en el poblado de Río Rico, en la parte baja del río Bravo. En este lugar, la "B & P Bridge Company" había inaugurado un puente internacional de suspensión en 1929. Desde un año antes, los socios A. Y. Baker y Joe Pate tenían la concesión para dicho cruce. El poblado todavía existe entre los actuales Puentes Internacionales de Nuevo Progreso y Los Indios. Joe Pate fue el mismo personaje que construyó el primer Puente Internacional de suspensión entre Reynosa e Hidalgo en 1926.

Para obtener la concesión en el lado de Texas se preparó algunas habitaciones creando la población efímera de Thayer, Texas, donde instalaron las casetas de peaje. El puente se encontraba en las inmediaciones de la planta de bombeo del distrito de irrigación de Mercedes. 

La comunidad de Río Rico en realidad se desarrolló en un meandro o curva del río Bravo que le pertenecía al estado de Texas.

Desde la primera década del siglo XX, una compañía deslindadora de tierras e irrigación estadounidense (American Rio Grande Land and Irrigation Company) cambió el curso del río dejando 413 acres (167 hectáreas) dentro del meandro en el lado de México. Estas tierras se encontraban en el antiguo agostadero colonial del Nuevo Santander conocido como el Horcón, que había pertenecido a pobladores de Reynosa.

Según los tratados internacionales entre México y los Estados Unidos, las tierras solo podían ser cedidas al país vecino en caso que el río sufriera cambios naturales; no por modificaciones artificiales como fue el caso de Río Rico. Aunque el pedazo de tierra fue cuidado por el gobierno mexicano, no fue cedido por los Estados Unidos a México hasta 1972. No sería hasta 1977 que el gobierno del país vecino reconoció a todos los "rioriquenses" nacidos entre 1906 y 1972 como ciudadanos estadounidenses. 

El negocio de Joe Ortega en Río Rico se desarrolló durante los últimos años de la "Ley Seca" de los Estado Unidos. Según datos aportados en una entrevista por su propia esposa, Argentina "Tina", una de las atracciones en Río Rico era su galgódromo, el cual pensaba perteneció a Al Capone. Licorerías, bares y centros nocturnos eran constantemente abarrotados por los americanos. Las estructuras de madera le daban un aspecto como los de esos pueblos en las películas del oeste, comentaba la señora Tina. Su población no pasaba de las 400 personas, pero con los turistas alcanzaba el millar. 

Tina Ortega

El padre de Argentina, Rubén Vásquez Mercado, era un telegrafista originario de la Ciudad de México. Un hermano de éste, José Vásquez Mercado, fue conductor de la Orquesta Sinfónica de la Ciudad de México. Durante el porfiriato, el trabajo llevó a Rubén al poblado de Camargo, Tamaulipas, donde conoció a doña Francisca García, la madre de Tina. Durante la revolución mexicana los entonces recién casados, Rubén y Francisca, se vieron obligados a emigrar a Texas, con toda la parentela de los García, pues eran partidarios del régimen de don Porfirio Díaz. 

Los tíos de Tina establecieron unos almacenes en Mercedes, Texas, mientras que su padre abrió unos abarrotes en ese mismo pueblo. Tina nació durante la revolución en 1914 y fue la segunda de cinco hermanos; tenía 18 años de edad cuando se casó con Joe Ortega, quien era 20 años mayor que ella. La pareja se mudó a Río Rico, donde Joe había prosperado exitosamente con su negocio, al sur de Mercedes, Texas.

Aunque la enmienda 18 de la Constitución de los Estados Unidos fue derogada en 1933, los licores no fluían legalmente en Texas. Esto era debido a que las medidas de la prohibición sobre la venta de licores no desaparecieron de las leyes en el estado de Texas hasta 1935. La venta de bebidas preparadas y las apuestas seguían siendo prohibidas en el estado vecino. El entretenimiento continuaba siendo una importante industria turística en los pueblos de la frontera. El Joe´s Place en Río Rico ofrecía bailes, variedades y buena comida y bebida. 

Esto no fue eterno, pues una gran catástrofe se presentó en 1941, cuando una intensa lluvia y una gran inundación pasó por Río Rico. La corriente deslavó los cimientos de concreto de donde se suspendía el puente, cayendo estrepitosamente al río. La creciente de agua también barrió con gran parte del poblado. La compañía que había construido el puente estableció un servicio de cruce con chalanes, pero los Ortega ya habían decidido trasladar el Joe´s Place a una nueva ubicación. 

Joe escogió a Reynosa para reubicar su nuevo negocio, aproximadamente 40 km río arriba de Río Rico. En ese momento el mundo estaba inmerso en la Segunda Guerra Mundial y en esta ciudad revivía un nuevo auge en el turismo. Por el lado poniente de la plaza principal de Reynosa ya había existido un comercio durante La Ley Seca de los años 1920 con el nombre de Joe´s Place. 

José y Tina Ortega escogieron un edificio por la calle Ocampo esquina con la calle Allende para su nueva aventura empresarial, bajo el mismo nombre de Joe´s Place. Esa antigua construcción de mampostería había albergado a negocios como el Aztec Bar y el Alex Sáenz Saloon. 

Nos cuenta nuestro amigo Ángel "Nene" González de los Santos Coy que la propiedad era de la compañía cervecera "Carta Blanca", la cual era administrada en Reynosa por el empresario de origen sirio libanés, don Antonio Nassar Hatem. La propiedad estaba a nombre de uno de los trabajadores, de nombre Juan Leal. Nos cuenta el "Nene", que muchos años después se presentó el Sr. Leal ante los empresarios de la Corona para informarles que la propiedad no le pertenecía y se las entregó. 

El Joe´s Place fue establecido en un punto neurálgico para el turismo durante la Segunda Guerra Mundial y la Post Guerra. Fue tanto el éxito de los Ortega que no tardaron en abrir un segundo negocio, conocido como La Cucaracha. Los meseros, cantineros, músicos y todo tipo de artistas que se presentaban en las variedades de estos recintos sellaban toda una época histórica de Reynosa. En el próximo artículo contaremos sobre el estilo de vida que se respiraba en esos lugares.


El Joe´s Place

Fotos del Puente Internacional de Río Rico, el cual funcionó entre 1928 y 1941. Fotos del Museo de Weslaco.

El Joe´s Place

En esta foto de mayo de 1941 se encuentra hincado en la extrema derecha el empresario José "Joe" Ortega, enfrente del Joe´s Place en el poblado de Río Rico, poco antes de la inundación que lo forzaría a mudarse a Reynosa. 

El Joe´s Place

Edificio de la "American Rio Grande Land and Irrigation Company," a la cual se le adjudica el desvío de las aguas del río Bravo y en consecuencia la creación del poblado de Río Rico. Fotos del Museo de Weslaco.



DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA