buscar noticiasbuscar noticias

El boxeo los junta de nuevo

Matamorense de nacimiento pero reynosense de corazón, Jaime Balboa sorprende a don Joel Soto en su más reciente homenaje

Jaime Balboa se enfrentó al gran campeón mexicano Julio César Chávez. 

Nació en Matamoros y la mayor parte de su vida la ha pasado en Apodaca, pero el corazón de Jaime el "Rocky" Balboa se quedó en Reynosa. En esta frontera se encumbró como boxeador de la mano de don Joel Soto Jiménez de 1989 a 1992. Han pasado muchos años de aquellas hazañas pero nuevamente el boxeo se encargó de juntarlos.        

El boxeo los junta de nuevo
imagen-cuerpo

Nació en Matamoros y la mayor parte de su vida la ha pasado en Apodaca, pero el corazón de Jaime el "Rocky" Balboa se quedó en Reynosa. En esta frontera se encumbró como boxeador de la mano de don Joel Soto Jiménez de 1989 a 1992. Han pasado muchos años de aquellas hazañas pero nuevamente el boxeo se encargó de juntarlos.        

Noticia Relacionada

"Es un gustazo para mi poderlo saludar después de tantos años, le tengo un gran aprecio, una admiración tremenda a este señor que realmente ha sido uno de mis maestros de boxeo que más me enseñaron en mi carrera, gracias a Dios logré tener mis mayores logros aquí a su lado", comenta con mucha emoción el ex campeón, quien apareció por sorpresa en el más reciente homenaje que recibió don Joel en la Coliseo.

Jaime no sabe cómo ni porqué, pero el destino lo llevó a cambiar los guantes de béisbol por los de box y fue también el destino lo que lo trajo al gimnasio de Soto donde logró ser campeón mundial.   

"Pues en mi familia todos éramos beisboleros pero yo por accidente vine a dar al box, gracias a Dios no me arrepiento, ya vivía en Apodaca cuando empecé a pelear pero luego me fui a Houston, los Ángeles, de repente firmé un contrato en la ciudad de Edinburg y a final de cuentas vine a dar con don Joel Soto, a su lado logré ser campeón nacional, campeón mundial y campeón del continente americano en peso súper ligero", recuerda con gran emoción y satisfacción. 

Además de los títulos internacionales que ganó, el "Rocky" Balboa puede presumir que fue de los pocos que puso en aprietos al gran campeón mexicano Julio César Chávez a quien enfrentó en 1990 en una pelea que terminó con polémica. 

No olvida sus combates en la Plaza de Toros y en la Coliseo pero lo más importante es que no se olvida de sus grandes amigos.  

"A parte de los golpes y el dinero, el boxeo nos deja los valores y grandes amistades como la de don Joel, por eso aquí estoy a su lado nuevamente en este merecido reconocimiento", dice el tamaulipeco.  

Por último, Jaime Balboa Álvarez dejó unas palabras para todos aquellos que lo vieron tirar goles en su época dorada.  

"Tengo muy bonitos recuerdos de Reynosa y más que nada agradecerles todo el apoyo que siempre me brindaron y mandarles un fuerte abrazo, muchas bendiciones para que sigan apoyando a las nuevas generaciones, yo se que don Joel tiene varios chamacos muy interesantes y pronto logrará otro campeón del mundo".

imagen-cuerpo


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD