Noticias

Descartan falla humana en caída de avión en Durango

La causa principal del accidente de Aeroméxico en Durango el pasado 31 de julio fue el mal clima, de acuerdo con los avances de comisión investigadora encabezada por la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC)

  • Por: Agencia Reforma
  • 05 / Septiembre / 2018 - 03:10 p.m.
  • COMPARTIR
Descartan falla humana en caída de avión en Durango

Una microrráfaga habría causado el accidente de un avión en Aeroméxico en Durango el pasado 31 de julio, según reporte de autoridades. Foto: AP

El grupo de trabajo no ha detectado fallas humanas ni mecánicas, hasta ahora, en la indagatoria del accidente del vuelo 2431 que cubría la ruta Durango-Ciudad de México.

Tras analizar los reportes meteorológicos, pedir apoyo a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y observar los videos del clima de ese día, la comisión detectó la microrráfaga de viento que habría tumbado la aeronave Embraer 190 XA-GAL de Aeroméxico.

"Hubo la presencia de un factor externo que pudo provocar esta ocurrencia: una microrráfaga", indicó José Armando Constantino, presidente de la comisión.

"El factor causal probable de este accidente ocurrió por causas meteorológicas", señaló.

En tanto, explicó que el análisis del funcionamiento de los motores muestra que no existen evidencias de que hayan tenido fallas mecánicas.

Operó, al inicio, piloto en entrenamiento

La comisión investigadora del accidente informó a las autoridades que en el vuelo accidentado hubo capacitación en ruta no autorizada, señaló Luis Gerardo Fonseca, director general de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), organismo dependiente de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Dentro del avión se encontraba un tercer piloto en entrenamiento sin autorización para operar, el cual ocupó la posición de copiloto y realizó los procedimientos iniciales de despegue hasta que el comandante del vuelo le indicó y recuperó el control de la aeronave, según la información recabada por la comisión investigadora del accidente.

Al hacerlo sin autorización, se incurrió en una falta a los procedimientos establecidos, por la cual la tripulación sería sancionada, ya que fue la que realizó las maniobras, resaltó Fonseca.

Pero aclaró que hasta ahora no hay pruebas de que un error humano haya provocado el siniestro.

"Como se señaló, no existe hasta el momento evidencia de algún error en el control de la aeronave y los ejercicios del simulador así lo confirman. No obstante, se han inicio dado procedimiento administrativos para empezar a determinar la responsabilidad y también, en su caso, aplicar las sanciones que establece la normatividad ", sostuvo.

No obstante, enfatizó que aunque dicha acción no fue causal del accidente, sí da señal de una situación en la que deben reforzarse las medidas para asegurar la adecuada concentración que debe existir en la cabina de un avión.

Por ello, sostuvo, se está elaborando una circulatoria obligatoria en la que las autoridades de la DGAC pedirán a las aerolíneas ajustar sus manuales de operación registrados ante ese organismo, a fin de que exista un mayor control en el acceso de la cabina de pilotos, que es un ambiente libre de distracciones.

En tanto, José Armando Constantino, presidente de la comisión investigadora, agregó que a finales de noviembre se publicará el informe final de la indagatoria y las recomendaciones.



DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA