buscar noticiasbuscar noticias

Desatan disturbios por prisión a rapero

Es condenado por injurias a la corona y enaltecimiento del terrorismo

Esta semana se desataron disturbios en múltiples ciudades españolas durante protestas por la libertad de expresión tras el encarcelamiento de un rapero poco conocido condenado por injurias a la corona y enaltecimiento del terrorismo.

El tema se ha vuelto álgido para el gobierno de coalición, pues uno de los partidos que lo integran, de extrema izquierda, exige que el rapero sea perdonado al tiempo que critica a la policía por supuesta brutalidad.

Desatan disturbios por prisión a rapero

Hasta hace unas semanas, el nombre de Hasél no era conocido en España. Con sus rimas mordaces contra el sistema, el rapero de 32 años es considerado un poeta por algunos y un punk por otros.

Simpatizante del movimiento independentista de Cataluña, Hasél ha tenido roces con la ley que le han valido más de una sentencia, aunque nunca había sido encarcelado. Además de sus tuits y sus letras, también ha sido acusado de agresión, obstrucción de la justicia y allanamiento.

Recientemente reincidió con una canción y tuits que insultaban al rey emérito Juan Carlos I y elogiaban a grupos terroristas, lo que llevó a que las autoridades lo arrestaran y encarcelaran en su ciudad natal de Lleida, en Cataluña, para cumplir con una sentencia de nueve meses.

LETRAS RADICALES

Hasél ha herido susceptibilidades e irritado a las autoridades en la última década. En sus insultos a la monarquía, describió al rey emérito como un mafioso que saquea el reino español.

En tuits se refrió a un fallecido miembro del grupo terrorista vasco ETA como si hubiera sido exterminado por el "estado torturador". En otras composiciones elogió a otros grupos terroristas y ha abogado por ataques con bombas contra la televisión estatal española y contra el político socialista vasco Patxi López.

Algunos consideran que ejerció su derecho a la libertad de expresión, pero la ley opina lo contrario.

Hasél había advertido que no se entregaría voluntariamente para cumplir con su sentencia. El lunes se atrincheró con simpatizantes en la Universidad de Lleida por 24 horas antes de que la policía lo detuviera. Hasél no llevaba cubrebocas y gritaba lemas para sus simpatizantes al ser llevado por las autoridades.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD