buscar noticiasbuscar noticias

Rudo con la tijera

Arriba del ring el gladiador tuza a golpes a los técnicos, pero cuando visitan su barbería los trata como dioses

Rudo con la tijera

Así como se entrega dentro del cuadrilátero, el luchador independiente Rencor Caribeño también lo hace con la máquina y la tijera, pues asegura que no existe algo mejor que ofrecer un buen servicio a sus clientes, ya que esa es la clave para crecer en los negocios.

“En la actualidad hay muchas barberías, pero no todas tienen calidad; cuando estoy con las tijeras me gusta hacer un buen corte, ofrecer el mejor servicio para nuestro cliente porque hoy en día cualquiera corta el cabello, no dan un corte de calidad y a nosotros la gente nos busca por nuestra calidad”, indicó el gladiador, quien decidió abrir su propio lugar luego de que en una estética le hicieron un trabajo decepcionante.

Tanta es la dedicación que Rencor Caribeño le brinda a sus clientes y a su negocio ubicado en la Colonia El Rosario de la alcaldía Tláhuac, que tuvo qué dejar a un lado otra de sus pasiones, el pancracio, el cual no siempre ofrece garantías para vivir bien.

“Cuando monté la barbería tuve que alejarme un poco de la lucha libre porque no podía con las dos cosas y además si no estás bien acomodado en alguna empresa pues no tienes un buen ingreso y de la misma barbería ha salido para subsistir”, agregó el también licenciado en Administración de Empresas.

Rencor asegura que es hora de volver a los cuadriláteros, particularmente a los de la promotora Mi Sagrada Lucha Libre, donde está próxima su reaparición.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD