buscar noticiasbuscar noticias

Denuncian extorsión

Acusan papás de futbolistas a director de fuerzas básicas, de pedir ´cuotas´ para dar oportunidades

Ciudad de México

Denuncian extorsión

Raúl Alpízar, director de fuerzas básicas de Pumas, fue señalado por varios padres de jugadores de las divisiones menores, por exigirles regalos y pagos para registrar a sus hijos y darles minutos en sus respectivos equipos.

A través de capturas de pantalla que están en poder de Grupo REFORMA se aprecia cómo Alpízar le pide a uno de sus entrenadores que "apriete a una mamá", para que cumpla con una cuota de 5 mil pesos a fin de que su hijo pueda ver acción en la Sub 18. La cantidad que solicita varía de acuerdo al poder adquisitivo de cada futbolista.

"Desde que Alpízar llegó está pidiendo dinero, de los 5 a los 10 mil pesos por jugador. Cuando los jugadores no tienen minutos y se acercan a preguntarle a Alpízar a qué se debe, él pide hablar con alguno de los padres y ahí inicia la extorsión", explicó uno de los padres que tiene registrado a uno de sus hijos en divisiones menores del Club Universidad.

Otro de los denunciantes aseguró que Alpízar le solicitó un teléfono el 27 de abril del 2021, lo cual dijo, se habría convertido en el modus operandi de varios de los entrenadores de las fuerzas básicas de Pumas

A través de un mensaje vía Whatsapp que mandó al director de fuerzas básicas del Club Universidad, le dice que no pudo darle el aparato porque había mucha gente a su alrededor en un juego de la Liga de Expansión. 

"Te lo iba a dar (el teléfono) el otro día, pero estabas en el partido de Celaya y luego hay muchos pájaros en el alambre", se lee en la captura de pantalla, donde le indica que ya tiene el teléfono listo para entregárselo. La directiva encabezada por Leopoldo Silva y el vicepresidente deportivo, Miguel Mejía Barón, desconocen todo lo que se está viviendo en las fuerzas básicas.

El Club Universidad removió hace dos años a Pedro Solís, quien era visor de la institución y pedía dinero a los padres para garantizar el registro de los futuros futbolistas. 

Sin embargo, dos de los entrevistados señalaron a Esteban González, quien actualmente ocupa el cargo de visor en Pumas, como el hombre que les exige, por "debajo del agua" cantidades que van de los 150 a los 180 mil pesos para registrar a sus hijos en las categorías menores.

González pasó a ocupar el cargo de Solís luego de que fuera destituido en mayo del 2021. Elementos que fueron visoreados por Andrés Lillini, quien precedió a Alpízar en el puesto, y que fueron llamados a Selecciones menores; actualmente están borrados de las alineaciones.

SEPARAN PUMAS A ALPÍZAR Y GONZÁLEZ 

El Club Universidad Nacional separó temporalmente de sus cargos e iniciará una investigación contra el director de fuerzas básicas, Raúl Alpízar, y el visor Esteban González, señalados por corrupción en el desempeño de sus funciones.

Ambos personajes están involucrados en una red de cobro a familiares de jóvenes jugadores a cambio de darles actividad en el campo.

  • Los Pumas advirtieron que los señalamientos son de gravedad y, por ello, decidieron separar temporalmente de sus cargos a dichos personajes sin goce de sueldo, en lo que se realiza una investigación exhaustiva.

Después de la investigación se deslindarán responsabilidades, y si se comprueba cualquier anomalía se actuará hasta las últimas consecuencias de manera legal contra quienes resulten responsables.

"El Club Universidad Nacional nunca permitirá que ningún miembro de la institución realice acciones que perjudiquen la integridad de ningún jugador, y mucho menos que exista abuso de confianza o de cualquier tipo con padres o madres de familia de nuestros futbolistas", informó en un comunicado.

Agregó que el vicepresidente deportivo, Miguel Mejía Barón, dirigirá las fuerzas básicas mediante su auxiliar Jorge Vantolrá.

"La familia es el pilar más importante en la formación de un futbolista, y sería en contra de nuestros principios realizar cualquier hecho que la perjudique; al contrario, la prioridad siempre es estar cerca de la familia de los jugadores, de escuchar sus inquietudes y trabajar juntos para formar, además de futbolistas profesionales, a personas de bien para nuestra sociedad, acorde al espíritu universitario y los valores de nuestra institución", sentenció el club.

Vuelven pesadilla sus sueños 

Luis Bustos fue enganchado en Tijuana, luego de que su hijo destacara en una escuela de futbol local donde un profesor vio talento en el joven y lo puso en contacto con el conocido promotor de jugadores Ángel "Coca" González para que viniera a la Ciudad de México a probarse en el América.

"Mi hijo estuvo viviendo varios meses en la casa club del "Coca" y cuando vimos que no había futuro, ahí fue cuando se nos acercó Esteban Pérez, un coyote, por llamarlo de alguna manera, tomó a varios muchachos y dijo que los iban a registrar el Pumas", relató. Su hijo y otros futbolistas fueron enviados al Zaragoza de la Tercera División en Puebla, pues se necesitaba que tuviera NUI (registro ante la FMF) y minutos como profesional.

"Desde el inicio, el licenciado Esteban Pérez me dijo que se necesitaban 180 mil pesos para que pudieran registrarlo con Pumas. Pedro Solís (exvisor de Pumas) se me acercó y me pidió un iPhone para la hija de Raúl Alpízar, se le compró en el Liverpool de Perisur y se lo entregué a Solís; no supe si finalmente llegó a las manos de Alpízar", explicó.

Bustos acompañó a su hijo a varios entrenamientos en Cantera 2 y fue testigo de la familiaridad con la que se trataban Esteban Pérez y Alpízar: había saludos efusivos y hasta abrazo de por medio.

"Le di al licenciado Esteban Pérez 180 mil pesos, hice varias transferencias electrónicas para él y también para un señor Giovanni conocido como El ´Jarocho´, que es su asistente", reveló.

Pasaron los días y al ver que su hijo no era registrado solicitó hablar con Alpízar.

"No quise confrontarlo y creo que ese fue mi error, le pregunté sobre el licenciado Pérez y negó conocerlo, cuando yo lo había visto semanas atrás saludarse; ahí fue cuando todo me dio mala espina", detalló. Días después su hijo fue dado de baja y Pérez no volvió a tomarle la llamada.

"Otro papá que estaba en la misma situación que yo, pero que no confrontó a Alpízar, tuvo otro destino, también pagó y su hijo fue registrado, jugó un año con la Sub 20 y luego lo dieron de baja", mencionó.

imagen-cuerpo

Deja Pedro Solís triste antecedente

Pedro Solís trabajó como visor en el Club Universidad de 2018 a 2021, su gestión terminó cuando varios padres de familia denunciaron que les pedía dinero para registrar a sus hijos en las fuerzas básicas de Pumas.

Durante su estadía en el equipo auriazul, el director de fuerzas básicas fue Andrés Lillini, quien dejó el cargo el 23 de julio del 2020 para tomar la dirección técnica del primer equipo tras la intempestiva renuncia del estratega español, Miguel González "Míchel".

Solís encabezó un proyecto de formación de jugadores denominado Cantera Norte, con categorías de 15 y 16 años, que estuvieron entrenando en el deportivo José María Morelos y Pavón durante la pandemia del Covid-19.

El día de las pruebas en las instalaciones de Cantera, Solís apareció con otros elementos que no habían formado parte del grupo piloto, argumentando que tenían órdenes de mostrarlos. Los recién llegados deslucieron porque no tenían la calidad y preparación de los que se habían entrenado durante varios meses en el deportivo ubicado en la colonia Pensil.

Varios padres de jugadores comentaron a Grupo REFORMA que Solís les pidió una "cuota" de 150 mil pesos para registrar a sus hijos en las diferentes categorías; molestos por el requerimiento, alistaron una carta para quejarse con los directivos de Pumas, que ya eran encabezados por el Ingeniero Leopoldo Silva.

El 20 de mayo del 2021 en la columna San Cadilla de CANCHA Reforma se publicó la historia de Solís. El Club Universidad destituyó al visor siete días después.

imagen-cuerpo

  • Pedro Solís fue destituido como visor de Pumas en mayo de 2021 luego de ser acusado de pedir dinero a padres de familia.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD