buscar noticiasbuscar noticias

Departamento de Estado de EU publica fotografía inédita de "El Chapito"

El Departamento de Estado de Estados Unidos actualizó la fotografía de Joaquín Guzmán López "El Chapito", por quien ofrece una recompensa de 5 millones de dólares

CIUDAD DE MÉXICO

El Departamento de Estado de Estados Unidos actualizó la fotografía de Joaquín Guzmán López "El Chapito", hijo del exlíder del Cártel de Sinaloa, Joaquín "El Chapo" Guzmán, preso por delitos relacionados con el narcotráfico.

Departamento de Estado de EU publica fotografía inédita de "El Chapito"

El gobierno de Estados Unidos también reiteró la recompensa de 5 millones de dólares por quien brinde información sobre el paradero de "El Chapito" y otros dos hijos de Guzmán Loera.

La imagen actualizada de Joaquín Guzmán López, hermano de Ovidio Guzmán "El Ratón", lo presenta con más edad, con la barba a medio cortar y con una camisa color azul.

"El Chapito" es medio hermano de Iván Archivaldo y Alfredo Guzmán Salazar. Es buscado por la Oficina de Seguridad Nacional de Estados Unidos por delitos contra ese país.

imagen-cuerpo

El gobierno norteamericano pidió enviar cualquier información sobre el paradero del presunto narcotraficante al correo electrónico "GUZMANsons-Tips@ice.dhs.gov o al número 1+520+335+7315.

El 2 de abril de 2018, los hermanos Guzmán López fueron acusados de conspiración para distribuir 5 kilogramos de cocaína, 500 gramos de metanfetaminas y mil kilogramos de mariguana por un jurado federal de Estados Unidos.

Según las autoridades estadunidenses, Iván, Alfredo, Ovidio y Joaquín lideran el Cártel de Sinaloa y son apodados "Los Chapitos" o "Los menores" dentro de la organización criminal, donde tiene diferentes rangos.

El 20 de diciembre del 2021, el Departamento de Estado del vecino país, ofreció 5 millones de dólares de recompensa por cada uno de los 4 hijos de Joaquín "El Chapo" Guzmán, pero el gobierno de México pidió que señalara los delitos por los que exigía la detención de "Los Chapitos".

El Departamento de Estado de Estados Unidos aclaró que el menor de los hermanos, Ovidio Guzmán López, mandó matar a un cantante mexicano porque no quiso presentarse a su boda.

Además del artista, del cual no mencionó su nombre, Ovidio también instruyó a sus sicarios a ejecutar a informantes y narcotraficantes rivales, además de que él y su hermano, Joaquín Guzmán López, han invertido grandes cantidades de dinero en la compra de cocaína en Colombia y de efedrina en Argentina, donde han arreglado las rutas de tráfico de drogas de estos países a México.

"Los hermanos Guzmán López comenzaron temprano sus carreras en el narcotráfico heredando las relaciones de su hermano fallecido, Édgar Guzmán López", aseveró.

Los señaló de controlar, en la actualidad, 11 narcolaboratorios en Sinaloa, donde producen al mes entre mil 300 y 2 mil 200 kilos de metanfetamina que luego es comercializada en Estados Unidos y Canadá, según la ficha emitida el miércoles 15 de diciembre, imponiendo sanciones internacionales en Brasil, México y China.

Aparte, también ofreció recompensa por sus medios hermanos Iván Archivaldo Guzmán Salazar y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, pues junto con Ovidio y Joaquín "son miembros de alto rango del Cártel de Sinaloa y cada uno está sujeto a una acusación federal por su involucramiento en el tráfico ilícito de drogas".

El gobierno recordó que el 2 de abril de 2018, Ovidio y Joaquín fueron procesados por un Gran Jurado Federal en el Distrito de Columbia, acusados de conspiración para distribuir más de 5 kilogramos de cocaína, 500 gramos de metanfetaminas y mil kilogramos de marihuana.

El "culiacanazo"

El 17 de octubre de 2019, militares y miembros del Cártel de Sinaloa se enfrentaron en Culiacán. Bloquearon vialidades porque un patrullaje con 35 elementos de la Guardia Nacional y del Ejército Mexicano capturaron a Ovidio Guzmán López en el fraccionamiento Tres Ríos, en ese municipio sinaloense, con la finalidad de extraditarlo a Estados Unidos.

Los militares lo capturaron, pero rápidamente se vieron rodeados por los hombres armados del cártel que comenzaron a atacar objetivos gubernamentales y militares. Tomaron a ocho militares como rehenes, hasta que liberaron a Ovidio.

Los ataques dejaron como saldo ocho muertos, entre ellos un civil, 16 heridos, 19 bloqueos en las calles, 14 enfrentamientos, 8 militares capturados y liberados, y 58 vehículos militares con impactos de bala y agresiones contra el cuartel en Culiacán.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD