Noticias

Denuncian falta de agua hospitales de Venezuela

Médicos y pacientes lidian por mantener la higiene en hospitales de Venezuela por la falta debido al deterioro del sistema hidráulico

  • Por: El Norte
  • 15 / Agosto / 2018 - 11:34 a.m.
  • COMPARTIR
Denuncian falta de agua hospitales de Venezuela

Una enfermera arrastra un contenedor vacío por los pasillos azules del Hospital Universitario de Caracas y las puertas de madera de los escusados tienen carteles donde se lee "baño contaminado" porque el centro de salud, que alguna vez fue referencia en Latinoamérica, no tiene agua.

"He llegado a la terrible realidad de ir a quirófano a operar una paciente y voy a abrir el grifo para lavarme las manos (...) y no sale nada", señaló la doctora Lina Figueira del servicio de ginecología en el hospital.

El problema se ha agravado en los últimos 4 meses debido al deterioro progresivo del sistema que abastece de agua a la ciudad, mientras en la capital y en el interior del país petrolero las protestas se hacen cada vez más frecuentes por la escasez del servicio de agua.

La falta de ese servicio se suma a una larga lista de deficiencias por las que atraviesa actualmente el país, donde los venezolanos deben enfrentar la falta de luz, escasez de comida y medicinas y una hiperinflación que altera los precios de manera diaria.

Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación, anunció en julio la incorporación de una nueva línea estratégica para la acción de Gobierno, un plan especial para la recuperación en tiempo perentorio, en las próximas semanas, del aporte de agua potable a la Gran Caracas.

Sin embargo, Rodríguez no dio detalles y el Ministerio de Comunicación no contestó a solicitudes de comentar sobre el plan.

A principios de junio, las autoridades atribuyeron la falta de repuestos para tuberías y sistemas de bombeo a la denominada guerra económica, la cual incluye sanciones impuestas por Washington el año pasado a la petrolera estatal PDVSA, misma que provee el 95 por ciento de los ingresos en divisas del país.

La carencia de agua, en particular, levanta preocupaciones en cuanto a higiene y salud en una población ya golpeada por el regreso de enfermedades antes controladas.

Según una encuesta publicada en agosto dirigida por las no gubernamentales Fundación Tierra Viva y la coalición Clima, 21 de 339 caraqueños encuestados, 75 por ciento, reportó no recibir agua regularmente, mientras que 11.2 por ciento consideran que el agua que reciben les ha ocasionado enfermedades de piel o gastrointestinales.

Y, peor aún, no existen cifras comparativas.

La creciente preocupación por la falta de higiene ha llevado a especialistas a recomendar hervir toda el agua que vaya a ser consumida para evitar posibles enfermedades.

Los pacientes han tenido que llevar su propia agua además de los insumos necesarios para asegurar su cirugía y el hospital se ha visto obligado a reducir sus actividades, reprogramar cirugías y esterilizar el material necesario en otro hospital.

La falta de mantenimiento del sistema que lleva el agua a la ciudad y la desprofesionalización de Hidrocapital, la compañía estatal encargada de procesar y llevar agua a los hogares venezolanos, son las causas de la actual crisis, según José de Viana, ingeniero y ex presidente de Hidrocapital.

"Durante muchos años ese proceso de deterioro no se notó.

"Pero en este momento las situaciones en los sistemas de transporte de agua a la ciudad están muy dañados", asegura el también profesor universitario de Viana.

"Si se quisiera reparar lo que pasó, es concentrarse en hacer una rehabilitación profunda de los sistemas de transporte a la ciudad", añadió.

Actualmente Caracas recibe 5 mil litros menos de agua por segundo que hace 20 años, cuando recibía 20 mil litros por segundo, agregó el experto.

El agua llega a la ciudad gracias a enormes tubos, ubicados a las afueras capitalinas, en niveles inferiores a los 900 metros de altura en los que se ubica Caracas, por lo cual necesitan bombas para que la distribución suba a la ciudad.

Mientras, la falta de mantenimiento ha provocado la escasez del líquido en zona metropolitana, con tres millones de habitantes.


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA