Reynosa

Del campo al tanque...¡de gasolina!

Esta es la breve historia de unos campesinos del noreste de Tamaulipas que se empeñaron en arrancar a la tierra su fruto: el sorgo. Cultivo que siempre se dedicó a alimentar animales, ahora alimentará los tanques de gasolina y además mejorará su calidad y la seguridad energética del país.

  • Por: Carlos Peña Rojas
  • 21 / Abril / 2017 -
  • COMPARTIR
Del campo al tanque...¡de gasolina!

AVANCES. Existen contratos con Pemex y la venta de este producto ya está asegurada.

Sobrevivieron al Tratado de Libre Comercio desde 1994, porque no quieren dejar de ser agricultores; eliminaron el “coyotaje” y hoy serán empresarios que producirán biocombustible a partir del sorgo; coadyuvarán a abaratar el precio de la gasolina y en un hecho sin precedente, estarán en vías de homologar la calidad de este energético con el que se vende en Estados Unidos.

Batallaron cerca de 10 años a causa de la desorganización, las leyes vigentes, la modernización de Petróleos Mexicanos, pero se adaptaron a los cambios y están por iniciar la primera empresa en México productora de Etanol, a partir del cultivo que más se produce en Tamaulipas: el sorgo.

Son más de mil productores de 10 municipios del noreste de Tamaulipas, de unas 16 cooperativas que ya son socios de Bioenergéticos Mexicanos, que están por iniciar la construcción de las instalaciones que tendrán un costo de alrededor de mil millones de pesos.

La planta productora de Bioetanol se comenzará a construir en menos de dos meses al norte del municipio de Valle Hermoso, la que procesará inicialmente 300 mil toneladas de sorgo por año, valorados en alrededor de 900 millones de pesos y que constituyen el 15 por ciento de la producción, dio a conocer el director de la empresa BIOMEX, Benito López Martínez.

El Bioetanol es un componente químico que sube en tres puntos el octanaje de la gasolina, reduce la emisión de contaminantes fósiles a la atmósfera y contribuye a bajar el precio de la gasolina, explicó López Martínez.

Recordó que a nivel mundial, ante el problema de las emisiones contaminantes y el calentamiento global, 64 países cuentan con leyes que obligan al uso del bioetanol.

“México llega tarde, pero llega”, destacó y en el año 2008 se aprueba la ley que permite incorporar el etanol a la gasolina.

Existen ya contratos con Pemex y de hecho, la venta de este producto ya está asegurada.

Por ley, en México la gasolina debe de contener un 6 por ciento de etanol, pero se busca que pronto contenga un 10 por ciento, como ocurre en los Estados Unidos, con lo que se estará homologando en calidad con el combustible que se consume en el vecino país, destacó.

Recordó que a raíz de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de Mexico, Estados Unidos y Canadá, los productores agrícolas mexicanos se encontraron en desventaja de sus homólogos de los países participantes y a merced de los intermediarios, los llamados “coyotes”.

Dijo que las principales desventajas eran encontrar mejores condiciones legales y tecnológicas, además de más subsidios de parte de sus gobiernos.

Para eliminar el coyotaje crearon las cooperativas y ahora venden sorgo sin intermediarios.

Modernizaron la producción, en este caso de sorgo y provocaron que Tamaulipas en un mes cosechara un 40 por ciento de lo que se levanta en el país, alrededor de dos millones de toneladas.

Pero, recordó López Martinez, las condiciones internacionales y nacionales cambiaron además de la sobreproducción, hicieron que bajara el precio. El sorgo generó costos de almacenaje.

Ante los problemas se impuso la visión y descubrieron que con sorgo se podía fabricar etanol, que tiene un costo más competitivo y el mercado está asegurado.

Discutieron, realizaron estudios de mercado y se organizaron con dos empresas, una española y otra mexicana, y en menos de dos meses ya iniciarán la construcción de la planta procesadora de Etanol en el norte de Tamaulipas.

López Martínez subrayó que por cada litro de etanol que se produzca es un litro de gasolina menos que se importa y se mejora la seguridad energética de México.

Por cada litro de etanol que se produzca es un litro de gasolina menos que se importa y se mejora la seguridad energética de México . Benito López Martínez, director de BIOMEX

Del campo al tanque...¡de gasolina!

Del campo al tanque...¡de gasolina!


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA