Noticias

Dejaría 'Florence' sin luz a 3 millones de clientes

La empresa Duke Energy, principal proveedor de energía en Carolina del Norte y Carolina del Sur, informó que el paso del huracán en los estados podría dejar sin energía a cerca de tres millones de sus clientes, además de que podría llevar varias semanas la restauración del servicio.

  • Por: Agencia Reforma
  • 12 / Septiembre / 2018 - 05:09 p.m.
  • COMPARTIR
Dejaría Florence sin luz a 3 millones de clientes

Estimaciones señalan que el huracán Florence podría dejar sin energía eléctrica a cerca de tres millones de personas en las Carolinas.

La empresa Duke Energy, principal proveedor de energía en Carolina del Norte y Carolina del Sur, informó que el paso del huracán en los estados podría dejar sin energía a cerca de tres millones de sus clientes, además de que podría llevar varias semanas la restauración del servicio.

La compañía basó la estimación a partir del paso de tormentas previas, así como en la trayectoria proyectada de del huracán "Florence", el cual sedujo su intensidad a categoría 3, según informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

La estimación de usuarios afectados equivale aproximadamente al 75 por ciento de los más de 4 millones de clientes de la compañía en Carolina del Norte y Carolina del Sur.

"La gente podría estar sin electricidad durante mucho tiempo", señaló David Fountain, presidente de Duke Energy North Carolina, quien agregó que la empresa se hará cargo del control de la planta nuclear ubicada en Brunswick, la cual será cerrada en caso de ser necesario.

En tanto, un funcionario del Departamento de Recursos Naturales de Carolina del Sur aseguró que existen preocupaciones por la posibilidad de inundaciones generalizadas después de la llegada del huracán, particularmente en la parte noreste del estado.

La preocupaciones se central en el trayecto en la cuenca del río Yadkin-Pee Dee, el cual comienza cerca de Blowing Rock, Carolina del Norte, y atraviesa todo el estado, para culminar en la bahía Winyah de Carolina del Sur, un estuario costero cerca de Georgetown.

La llegada tormentas de tan alta peligrosidad como "Florence" a las costas de Carolina de Norte es un hecho inusual, ya que desde el paso del huracán "Hazel" en 1954 no se registraba algo similar.

Dicho ciclón se distinguió por su alto nivel de destrucción, debido a que la mayoría de las tormentas que llegan a la costa de los Estados Unidos tienden a seguir hacia el sur, impactando en estados como Florida o ingresando al Golfo de México.



DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA