buscar noticiasbuscar noticias

Cuestionan a AP tras despedir a reportera por tuits sobre Gaza

Insinúan en críticas que The Associated Press cede a presiones conservadoras al contratarla

NUEVA YORK.- La agencia noticiosa The Associated Press está siendo criticada por haber despedido a una joven periodista debido a su actividad en las redes sociales, y algunas personas insinúan que la agencia noticiosa cedió ante una campaña de presión política por los puntos de vista de la mujer favorables a los palestinos de cuando era universitaria.

Emily Wilder, de 22 años, comenzó a trabajar en la AP el 3 de mayo en el puesto de reportera adjunta en Phoenix. El miércoles, poco más de dos semanas después, la AP le informó que la despedía por violaciones a las políticas internas sobre el uso de las redes sociales que se registraron después de que se convirtió en empleada.

Cuestionan a AP tras despedir a reportera por tuits sobre Gaza

En los días previos al despido, Wilder había sido criticada en medios de comunicación conservadores por su activismo en pro de los derechos de los palestinos mientras estudiaba en la Universidad de Stanford, de la que se graduó en 2020.

Lauren Easton, portavoz de la AP, no dijo qué fue lo que Wilder había escrito que violó las políticas. Wilder afirmó que no se le dieron detalles.

Su cuenta de Twitter desde que ingresó a la AP contiene algunos retuits que parecen ser solidarios con los palestinos en el reciente conflicto en Gaza, incluyendo un video de manifestantes que corean: "¡Palestina libre, libre!"

El domingo tuiteó que "'la objetividad se siente inconstante cuando los términos básicos que utilizamos para reportar noticias toman partido implícitamente. Usar 'Israel' pero nunca 'Palestina', o 'guerra' pero no 'asedio y ocupación', son opciones políticas, y a pesar de ello los medios de comunicación hacen justo esas selecciones todo el tiempo sin que se diga que están siendo parciales".

La AP les prohíbe a sus empleados expresar abiertamente sus opiniones sobre asuntos políticos y otros temas públicos por temor a que ello pudiera dañar la reputación de objetividad que tiene la agencia noticiosa y ponga en riesgo a sus muchos reporteros en todo el mundo.

"Tenemos esta política para que los comentarios de una persona no puedan crear condiciones peligrosas para nuestros periodistas que cubren la historia", dijo Easton. "Cada periodista de la AP es responsable de salvaguardar nuestra capacidad de reportar acerca de este conflicto, o cualquier otro, con imparcialidad y credibilidad, y no puede tomar partido en foros públicos".

En una entrevista, Wilder dijo que la AP le proporcionó entrenamiento sobre el uso de las redes sociales y que ella se lo tomó en serio. Indicó que incluso había retirado una referencia en su perfil de Twitter en la que respaldaba al movimiento Black Lives Matter.

"El hecho de que yo tenga una opinión en torno a un tema que es profundamente político y personal no significa que sea incapaz de realizar periodismo imparcial, basado en los hechos y con contexto", manifestó.

"No hay duda de que todo esto fue precipitado por una embestida de acoso contra mí", afirmó.

El lunes, dos días antes de su despido, un grupo de republicanos de Stanford criticó en Twitter a Wilder, quien es judía, llamándola una "agitadora anti-Israel" mientras estuvo en la universidad. Publicaron un artículo de 2019 que ella había escrito para el periódico universitario en el que decía que Ben Shapiro, una personalidad conservadora de los medios, era un "pequeño cerote". Shapiro ha criticado duramente a los palestinos.

El martes, un artículo en el Washington Free Beacon, un sitio web conservador, se titulaba: "La AP contrata a activista anti-Israel como reportera adjunta. La objetividad de la AP está en duda en medio de revelaciones de que compartía espacio de oficinas con Hamas". Fue repetido en otros foros, incluyendo el sitio web de Fox News.

En los últimos días, la AP ha sido criticada por algunos personajes conservadores tras el bombardeo de Israel el sábado pasado que destruyó el edificio donde la agencia noticiosa tenía sus oficinas en Gaza. La AP ha dicho que no tiene conocimiento de que Hamas tuviera oficinas en ese edificio, como afirma Israel.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD