Reynosa

Cubrebocas y guantes son su simple armadura

Todos los días se arriesga el personal de enfermería y médico en general para enfrentar el coronavirus, la pandemia que trastoca todas las actividades

  • Por: Nubia Rivera Juárez
  • 26 / Marzo / 2020 -
  • COMPARTIR
Cubrebocas y guantes son su simple armadura

María Eugenia García González (a la derecha), heroína sin capa, diariamente enfrenta el riesgo del Covid-19, al igual que el resto del personal de salud.

Lamentablemente todo el Sector Salud carecemos de insumos a gran escala y con lo que tenemos, estamos trabajando". María Eugenia García González, encargada de los filtros sanitarios de la clínica del ISSSTE 

"Como madre de familia e hija de una persona mayor, pues sí, mi corazón se hace chiquito. Yo escogí esta carrera y tenemos que afrontar las consecuencias de esta profesión; la escogimos por vocación y le vas agarrando amor a la carrera y tenemos que estar al frente", dijo María Eugenia García González, heroína sin capa.

No tiene súper poderes, ni alguna súper fuerza para vencer el mal, pero es subjefa de Enseñanza del departamento de Enfermería y encargada de los filtros sanitarios a la entrada de la clínica del ISSSTE Reynosa, por lo que diariamente enfrenta el riesgo del Covid-19.

"Estamos tratando de sobrellevar, lamentablemente todo el Sector Salud carecemos de insumos a gran escala y con lo que tenemos estamos trabajando, protegiéndonos nosotros y a los ciudadanos, somos el personal de salud, las personas indicadas para prevenir todo este tipo de padecimientos", explica. 

El cubre bocas y guantes son su armadura: al llegar le toman la temperatura, le aplican gel para protegerse ella y a los pacientes que acuden por alguna enfermedad. 

Cuando llega a su casa, se quita en la entrada sus zapatos, los deja en una bolsa de plástico y se va directo a su recámara para no afectar a su madre; pone la ropa en una bolsa de plástico y la lava. 

IRRESPONSABLES

Siendo personal de salud, está consciente del riesgo que tienen, al estar en contacto con los derechohabientes, por eso ven que en forma irresponsable ciudadanos no acatan las medidas de las autoridades. 

"Dios nos cuide y nos proteja, tratar de sobre llevar esto y darle una barrera que no llegue más allá, nosotros venimos a trabajar porque no nos queda de otra, pero los demás que no salgan de casa, que se resguarden, que no anden con los hijos paseando", expresa. 

Y recalca: "hemos visto que la población no entiende, se van a Cancún, he visto que andan en Sal Luis Potosí, no es posible, nosotros nos estamos arriesgando más que ellos y van a pasear, se regresan y son los infectados y nosotros la vamos a llevar, la gente no ha tomado conciencia, desgraciadamente no entiende, el 50.1 por ciento no entiende", reiteró.

Con 31 años de experiencia, María Eugenia García González, ya pasó la contingencia del A H1N1, pero ahora todo es diferente y no se había visto tanto problema, dijo.

"El llamado es que no salgan, que se queden en sus casas, no hay vacuna todavía y las medias es lavado excesivo de manos, 20 mil veces si es posible y si sales utilizar el gel antibacterial", dijo la heroína sin capa. 

Cuando llega un paciente con síntomas parecidos al Covid-19, le da temor de contagiar a sus seres queridos, pero deben afrontar la realidad y dar la atención a los ciudadanos: cuando hay una persona con síntomas lo mandan por el área designada para eso. 

El Covid-19 es el enemigo a vencer para los héroes sin capa, los médicos y enfermeras que todos los días hacen frente a la contingencia de salud, que se ha convertido en un problema global.

DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA