buscar noticiasbuscar noticias

Convertirán sede de CNDH en centro de atención

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) firmó un convenio en el que comprometió el uso de su sede de República de Cuba, la cual se encuentra tomada por feministas desde hace más de ocho meses

La presidenta del organismo, Rosario Piedra, suscribió el documento con Yesenia Zamudio, del Frente Nacional Ni Una Menos, grupo que se apoderó de las instalaciones donde despachaba la Ombudsperson nacional.

 "Para el cumplimiento de los fines establecidos en el presente convenio, se deberán establecer de manera enunciativa y no limitativa, las siguientes acciones:

Convertirán sede de CNDH en centro de atención

 "Destinar las instalaciones ubicadas en República de Cuba #60, Centro Histórico (...) para la atención de víctimas, y muy en particular para aquellas víctimas de la violencia de género y violencia feminicida".

 De acuerdo con un comunicado emitido por la CNDH, desde septiembre de 2020 se acordó el convenio que ahora se firmó.

 "El hecho de firmar este convenio nos compromete a ambas partes a innovar y a trabajar, a que no sean meros simbolismos", dijo Piedra en la firma del convenio.

 "Que esta sede se convierta en un centro de atención de la CNDH en el que también colaboren las víctimas para ir dando solución a todo lo que aquí se establece".

 De acuerdo con Ana Paola Lara, integrante del Frente Nacional Ni Una Menos, al final del encuentro pidieron a la CNDH que recuperen el inmueble de Cuba.

 "Que se desaloje de gente que no está haciendo realmente una lucha por víctimas, sino que está tomado, y que sea acondicionado para las víctimas, y según nos dijeron que ya estaban trabajando en eso", comentó.

 Para Yesenia Zamudio, el acuerdo les permitirá continuar con su labor de ayuda a mujeres víctimas de la violencia, pero ahora de manera coordinada con las autoridades.

 En entrevista telefónica, se dijo confiada en recuperar el inmueble de la calle de Cuba.

 "Yo creo que lo vamos a solucionar, y sí, es esa sede la que estamos pidiendo para poder gestionar esos casos", agregó.

 "¿Cómo lo van a desocupar? Eso ya lo verán otras instancias, pero esa sede es para atención a víctimas a nivel federal".

 El 2 de septiembre de 2020, una madre que denunció abusos sexuales contra su hija menor de edad se amarró a una silla de una sala de juntas del edificio de la CNDH del Centro Histórico, en exigencia de que su caso fuera atendido.

 Pasó dos noches ahí, y el viernes 4 de septiembre, entró por la fuerza el grupo de Yesenia Zamudio, para apoderarse de las instalaciones.

 Luego llegó el denominado Bloque Negro, un grupo feminista radical que permanece hasta la fecha en el inmueble, mientras que las integrantes del Frente Nacional Ni Una Menos se retiraron tras una mesa de diálogo con la Secretaría de Gobernación.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD