buscar noticiasbuscar noticias

Convertirán a Álamo en ´ciudad inteligente´

Los medidores de agua de última generación garantizarán una facturación precisa y reducirán los costos de mantenimiento asociados con equipos obsoletos

Álamo, Tx. - Un ambicioso proyecto de la ciudad de Álamo para mejorar su infraestructura, iluminación LED moderna y de bajo consumo en todas las instalaciones de la ciudad y medidores de agua de última generación en toda la ciudad. 

Si bien estas soluciones de "ciudad inteligente" ciertamente ayudarán a modernizar la infraestructura de la ciudad, este proyecto también tiene un beneficio financiero real:

Convertirán a Álamo en ´ciudad inteligente´

· La conversión de todos los edificios de la ciudad a iluminación LED reducirá el uso de energía de la ciudad en un 74%.

· Los medidores de agua de última generación en toda la ciudad garantizarán una facturación precisa y reducirán los costos de mantenimiento asociados con equipos obsoletos.

· La ciudad recibirá un reembolso de 35 mil dólares por el uso de accesorios energéticamente eficientes.

En total, la ciudad tiene garantizados ahorros anuales de al menos 245 mil 638 dólares durante los próximos 20 años. 

Debido a los ahorros garantizados, el proyecto se autofinancia en el sentido de que no requiere que la ciudad utilice fondos generales para pagar el proyecto de 4,4 millones de dólares. 

"La prioridad número uno para nosotros era hacer esto de una manera fiscalmente responsable y al mismo tiempo brindar al consumidor la capacidad de obtener lecturas en tiempo real de su uso de agua", dice el administrador de la ciudad, Robert Salinas. "Estamos realmente orgullosos de hacer de Alamo una ciudad más moderna, pero aún más orgullosos de nuestro enfoque sostenible y creativo".

Los nuevos medidores de agua AMI (infraestructura de medición avanzada) están diseñados para monitorear con mayor precisión el uso de agua para la ciudad y el consumidor. La mayoría de los medidores de agua actuales en toda la ciudad se instalaron en la década de 1990 y se basan en piezas mecánicas para medir con precisión el consumo de agua. Con el tiempo, estos mecanismos se desgastan y dejan de ser precisos. 

La tecnología AMI ayudará a la ciudad a facturar el agua real utilizada y brindará a los consumidores una forma de monitorear su uso real de agua en tiempo real a través de un portal en línea. Los medidores tampoco requieren lecturas manuales todos los meses, lo que reduce los errores de facturación y el tiempo empleado por el personal de obras públicas.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD