buscar noticiasbuscar noticias

Conte y el Inter a punto de acabar la supremacía de Juventus

El técnico que puso en marcha la era de hegemonía sin precedentes de la Juventus podría encargarse de ponerle punto final este fin de semana

MILÁN  — Antonio Conte, hincha de la Juve de toda la vida, así como extécnico y jugador, podría tumbar del trono de la Serie A al equipo campeón de las nueve temporadas previas y elevar al Inter de Milán.

Los Nerazurri podrían atrapar su primer título de la liga italiana en más de una década con una victoria el sábado frente a Crotone y si su escolta Atalanta no logra derrota a Sassuolo el día siguiente.

Conte y el Inter a punto de acabar la supremacía de Juventus

"Estamos a un 95% de conquistar el scudetto", dijo Conte, quien condujo a Juventus en tres de sus primeros nueve cetros consecutivos de la Serie A.

Fue un reconocimiento significativo en el mundo supersticioso del fútbol, donde hablar abiertamente de un título es tabú hasta que sea confirmado matemáticamente.

"No soy supersticioso", dijo Conte. "Llevo hablando del scudetto desde mi primer día, porque entiendo que hay ciertas expectativas que se esperan de mí como técnico en este nivel que nunca se podrán satisfacer".

"Sin embargo, uno tiene que tener un sentido de la proporción. Al principio, mencionaba que la cifra era de 1%. Era importante comenzar desde un ínfimo porcentaje e ir creciendo", sostuvo.

Conte llegó al Inter en 2019. En su primera temporada al mando, se quedó corto por muy poco — en tres frentes — de culminar la sequía de 10 años por un título. El club acabó un punto detrás de Juventus en la Serie A y perdió ante el Sevilla en la final de la Liga Europa. Los Nerazzurri también cayeron en las semifinales de la Copa Italia contra el eventual campeón Napoli.

"Hemos trabajo inmensamente los últimos dos años, no sólo desde una perspectiva futbolística", dijo Conte. "Pusimos énfasis en darle relieve al aspecto mental porque el Inter llevaba mucho tiempo sin ser competitivo".

Quedarse a las puertas de la gloria fue algo que dolió bastante. Esa amargura inspiró a los jugadores al afrontar esta temporada.

"Perdimos una final y eso nos motivó", dijo el volante Nicolò Barella. "Junto al técnico y el club, transformamos la experiencia adversa en algo positivo. Este año nos encontramos en la posición que queríamos".

La última consagración del Inter en la Serie A se remonta a 2010, con José Mourinho como técnico. Fue la misma temporada en la que se alzaron con la Liga de Campeones y el Copa de Italia. Revalidaron el título de la copa doméstica al año siguiente.

"Estamos cerca de alcanzar un objetivo muy importante", dijo Conte. "Los jugadores entienden que se necesita de una cierta actitud para ganar. Entrega, sacrificio, determinación, todo eso.

"Tienes que sacrificar mucho ... al final, sin embargo, los jugadores entienden que el camino que se tomó ha sido el correcto y tienen una absoluta confianza con la persona que es su líder", añadió.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD