Tamaulipas

Consternación en ribereña, por el deceso de ‘El Johnny’ Támez

Generó profundo pesar en los diversos círculos políticos y sociales de Camargo y la región

  • Por: Pedro Ontiveros
  • 01 / Septiembre / 2019 -
  • COMPARTIR
Consternación en ribereña, por el deceso de ‘El Johnny’ Támez

Juan Ángel “El Johnny” Ibarra Tamez.

Camargo, Tam.- El deceso del expresidente Municipal y exdiputado, Juan Ángel Ibarra Támez, popularmente conocido como “El Johnny”, generó profundo pesar en los diversos círculos políticos y sociales de Camargo y la región, en donde era muy conocido por su empatía.

Dicharachero y controvertido por naturaleza, como él mismo se auto definía, y en realidad lo era, “El Johnny” Ibarra, fue un hombre inquieto, pero de objetivos claros, que no le temía a nada ni nadie, pero que siempre buscó al través del servicio público, ayudar a sus conciudadanos, no sin estar en el “ojo del huracán”, por su actuar, sentir y el decir.

Su autenticidad y arrojo, lo causaron tantos problemas personales, como desafíos, pero disfrutaba de encarar los retos y casi siempre salía airoso de las vicisitudes, que “no sé si las busco o me buscan”, comentaba al referirse a “las  broncas”.

Como Presidenta Municipal, nunca se arredró ante la figura del entonces Gobernador del Estado, Manuel  Cavazos Lerma, que tenía fama de ser duro, incluso represor con quien tenía la osadía de enfrentarlo.

“El Johnny”, no sólo desafío como alcalde al Gobernador del Estado, también encaró y dio un golpe de autoridad a los integrantes de su Cabildo, quienes al tomar el Palacio Municipal, orillaron a su munícipe a tomar una ingeniosa decisión que en su momento le dio fama nacional, instalar su despacho presidencial en el kiosco de la plaza pública principal.

No fue llamado a ocupar un cargo importante a nivel estatal, por el estado de salud de Ibarra Támez, que se había deteriorado en los últimos años y tenía prohibido hacer viajes largos y constantes.

Pero las recomendaciones estrictas de su médico de cabecera, su hijo “El Johnnito”, no impidieron que el controvertido y carismático político camarguense, aceptara ocupar la jefatura de la Oficina Fiscal del Estado, ni la comisaría de la Comapa, cargos que ocupó de manera oficial hasta el pasado viernes, cuando Juan Ángel Ibarra Támez, dejó de existir en la ciudad de Monterrey, Nuevo León.

DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA