Empresarial

Compromiso en el trabajo

La falta de éste dificulta el crecimiento de la empresa. El reto para los líderes es alinear los valores, metas y aspiraciones de los empleados de todos los niveles

  • Por: Juan Gilberto Banda
  • 12 / Agosto / 2018 -
  • COMPARTIR
Compromiso en el trabajo

MOTIVADOS. Un buen ambiente de trabajo estimula a los empleados.

gilberto.banda@elmanana.com

Esta nota se basa en un trabajo de investigación de Jacqueline Briones Saldaña, una alumna de III LCI, de nuestra ciudad, y habla sobre un tema el cual no se había prestado tanta atención: El compromiso de los trabajadores en la empresa, como la que se observa en los últimos años. Ella fue asesorada por el maestro Alberto Esteban Arellano.

Actualmente, el mundo está experimentando una crisis en el compromiso de los empleados. La falta de compromiso por parte de los trabajadores con su empresa no permite construir una cultura organizacional fuerte y tiene impactos en la productividad y en la rentabilidad de las compañías.

Las economías abiertas y competitivas, el acelerado crecimiento económico reflejado en los mercados de capitales, la modernización y el desarrollo tecnológico, son ejemplos de algunos de estos cambios que las organizaciones han debido abordar en sus prácticas de gestión, y en específico, en la gestión de recursos humanos.

Del mismo modo, las personas y en particular los jóvenes también han cambiado. Durante su juventud, experimentan intensos cambios físicos, emocionales y cognitivos los cuales moldean su comportamiento. La capacidad progresiva de los jóvenes, así como la cultura, el género, la educación y su personalidad, son factores importantes en la determinación del compromiso en los jóvenes. En la misma línea, dicha organización señala que, pese a que los jóvenes tienen muchos recursos y suelen adaptarse a situaciones adversas, muchas veces se ven vulnerados por prejuicios y estereotipos que la sociedad ejerce sobre ellos, lo cual afecta la visión que se tiene del compromiso y participación juvenil.

¿Por qué no se  comprometen?

La diferencia entre tener qué hacer lo que se debe hacer y querer hacer lo que se debe hacer viene marcada por el Compromiso del Empleado.

Definición de compromiso: El compromiso se produce cuando en una persona surge una relación de afecto, un vínculo emocional, que le lleva a darse, a identificarse con una persona, con una idea y con una organización. El concepto de compromiso laboral es aquel vínculo de lealtad por el cual el trabajador comprometido desea permanecer en la empresa debido a la motivación, el proyecto, el reconocimiento y la felicidad en el trabajo. El trabajador muestra entusiasmo por su trabajo y trabaja para el éxito de la empresa.

En la actualidad, el mundo está experimentando una crisis de compromiso de los empleados y, datos recientes indican que solo un 13 % de los trabajadores en todo el mundo se sienten comprometidos con su trabajo. Nunca se había prestado tanta atención al compromiso de los trabajadores en el lugar de trabajo como la que se observa en los últimos años.

Lograr el compromiso de los empleados es el mayor reto para las organizaciones en México en lo que respecta al talento interno de las empresas, según el informe Tendencias de Capital Humano 2016 de Deloitte.

Como seres humanos, nos sentimos más capacitados cuando tenemos la oportunidad de hacer lo que nos gusta; y lo que mejor sabemos hacer es algo que se nos da bien, nos estimula mentalmente y que consideramos interesante.

Un estudio de Gallup indica que los trabajadores que explotan sus puntos fuertes todos los días en su trabajo tienen seis veces más probabilidades de sentirse comprometidos que los que no los utilizan. Además, el 71 % de los trabajadores no se siente comprometido cuando un superior se centra en lo que no han hecho bien.

Centrarse en puntos fuertes del empleado

El estudio de Gallup también mostró que cuando los jefes se centraron en los puntos fuertes de los trabajadores, el 61 % de estos se sintieron comprometidos, y solo un 1% contestó que no.

Aunque los puntos débiles de los trabajadores no deben pasarse por alto, es importante que todos los jefes centren su atención en lo que los empleados hacen bien, y que fomenten esos aspectos para los que tienen un talento natural, a fin de que se sientan que su contribución importa y marca la diferencia en el lugar de trabajo.

Los empleados no sienten que su trabajo se considere importante ni que se valore.

No hay nada más deprimente que llegar a un lugar de trabajo en el que sientes que tus necesidades y las tareas que realizas no se consideran prioritarias, valoradas o importantes. Por otro lado, los trabajadores que ven una conexión clara entre el trabajo que realizan y un resultado positivo se sienten mucho más comprometidos.

Ser un líder integrador

Siendo integrador, seguramente se conseguirá mejorar la consideración que tienen los empleados con respecto a la importancia del trabajo que realizan y de su contribución.

En consecuencia, debemos asegurarnos de facilitar con regularidad a los empleados nuestra opinión sobre su trabajo e informándoles de sus puntos fuertes y de la diferencia que marcan en el conjunto de la organización.

Por otro lado, no hay nada más poderoso que tener un propósito en el que basarse cada día, especialmente si éste se puede relacionar con el propósito de la empresa en la que se trabaja.

Dicho lo anterior, tampoco hay nada más desmotivador que un trabajo en el que no se tiene claro cuáles son los objetivos, la visión y el propósito de la empresa.

En otras palabras: ¿Por qué esforzarnos cuando no sabemos ni a dónde vamos ni por qué avanzamos en una determinada dirección?

Establecer claridad en los objetivos

Para que los empleados se sientan comprometidos con su trabajo y, para que les guste lo que hacen, deben creer en los objetivos, la visión y el propósito de la empresa. Los responsables, por su parte, deben actuar continuamente de modo que los empleados reconozcan estos factores en cualquier labor que realicen.

A escala individual, los estudios indican asimismo que, si los jefes ayudan a los empleados a establecer objetivos de rendimiento, el compromiso de estos alcanza la increíble cifra del 69%. Sin embargo, si los responsables no ayudan a sus empleados a establecer estos objetivos, un 53% de ellos no se considerarán comprometidos con su trabajo.

Para que los empleados se sientan implicados con su trabajo, establecer objetivos y expectativas claras, y tener presente continuamente el propósito de la empresa y porqué hacemos lo que hacemos, aumentará sin duda la felicidad de la plantilla.

La falta de compromiso de los empleados con su empresa no permite construir una cultura organizacional fuerte y tiene impactos en la productividad y rentabilidad de las compañías.

Un estudio realizado por la firma Aon Hewitt, titulado "Tendencias Globales del Compromiso de los Empleados", destaca que los empleados comprometidos invierten su esfuerzo discrecional en los comportamientos correctos para lograr resultados futuros en sus tareas.

El compromiso total de un empleado con su organización representa la alineación de su satisfacción máxima con el trabajo ("Me gusta mi trabajo y lo hago bien") con su contribución máxima al trabajo ("ayudo a lograr las metas de mi organización"). Así, los empleados comprometidos no sólo están conectados, apasionados y orgullosos. Tienen una visión de su propio futuro, de su misión y metas en su trabajo. También es importante brindar diferentes elementos para comprometer a los colaboradores de cada generación.

El reto para los líderes es justamente alinear los valores, metas y aspiraciones de los empleados de todos los niveles con los de la organización; y ese reto es el mejor método para lograr el compromiso de empleados que permitirá que prospere una compañía.

Contar con empleados comprometidos tiene muchos beneficios, sin embargo, me gustaría destacar los siguientes puntos. A nivel cualitativo, existen dos factores importantes acerca del valor que los empleados comprometidos tienen para su negocio:

1) Los empleados comprometidos generan ideas, innovación, creatividad y otros resultados que permiten a la empresa tener una ventaja competitiva a largo plazo y amar su lugar de trabajo.

2) A su vez, las compañías comprometidas valoran a sus empleados y lo muestran en sus acciones hacia ellos; practican lo que predican y cumplen sus promesas.

A nivel cuantitativo, un estudio de Towers Watson muestra claramente cómo el compromiso tiene impacto en el desempeño financiero. Lo que el estudio destaca es que las compañías con una fuerza laboral altamente comprometida lograron un desempeño financiero significativamente mejor en comparación con organizaciones con bajos niveles.

Es importante entender que el compromiso de los empleados no sólo contribuye a mejorar el clima laboral, sino que también tiene repercusiones positivas en el desempeño de la organización.

Hoy en día, el compromiso de los empleados representa un diferenciador importante frente a sus competidores. Por ello se invita a todos los líderes empresariales en México y en especial de Reynosa a sumarse a ese cambio cultural que permitirá tener a empresas más competitivas y productivas.


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA