buscar noticiasbuscar noticias

China juzga a un canadiense por espionaje; no hay veredicto

China empezó a juzgar el viernes a uno de los dos canadienses retenidos desde hace más de dos años en una aparente venganza por el arresto en Canadá de una importante ejecutiva de telecomunicaciones

DANDONG, China 

Canadá dijo que sus funcionarios consulares no obtuvieron autorización para asistir al procedimiento contra Michael Spavor, a quien Beijing acusa de robar secretos de Estado.

China juzga a un canadiense por espionaje; no hay veredicto

Jim Nickel, el subdirector de la misión de la embajada canadiense, señaló tras una reunión con el abogado de Spavor que la vista duró unas dos horas y terminó a mediodía del viernes. Por el momento no se ha anunciado ningún veredicto. Nickel declinó ofrecer más detalles por las reglas que protegen la privacidad de Spavor.

En un comunicado en su web, la Corte Popular Intermedia de Dandong, en la provincia nororiental de Liaoning, explicó que celebró una audiencia a puerta cerrada contra Spavor por cargos de presunto espionaje y envío ilegal de secretos de Estado al extranjero. Tanto el acusado como su abogado estuvieron presentes y el tribunal pronunciará su sentencia en una fecha "determinada de acuerdo con la ley", añadió.

Está previsto que Michael Kovrig, que también es canadiense, comparezca ante un tribunal el lunes. Los dos fueron detenidos en diciembre de 2018, días después de que la ejecutiva de Huawei Meng Wanzhou fuese arrestada a petición de Estados Unidos en el aeropuerto de Vancouver. Los dos están acusados de espionaje.

La entrada al tribunal estaba acordonada con cinta policial y los reporteros tuvieron que quedarse en el exterior, aunque no hubo detenciones ni se les invitó a marcharse, como suele ocurrir con los casos más sensibles. Autos y camionetas policiales con las luces encendidas cruzaron la puerta del complejo judicial, ubicado a orillas del río Yalu que separa China de Corea del Norte.

Antes, Nickel había llamado a la puerta del tribunal para solicitar su entrada, pero no se le permitió. Otros 10 diplomáticos de ocho países — incluyendo Estados Unidos, Gran Bretaña y Australia — se quedaron en la calle de enfrente del tribunal en señal de apoyo.

Los tratados internacionales y bilaterales requieren que China permita el acceso de diplomáticos canadienses al juicio, pero la corte señaló que la ley nacional sobre procesos por delitos de seguridad estatal anula esas obligaciones, apuntó Nickel.

Spavor y Kovrig fueron arrestados en diciembre de 2018, días después de la detención de Meng a petición de Washington, que reclama su extradición por un delito de supuesto fraude relacionado con los negocios del gigante de las telecomunicaciones con Irán, sobre el que pesan sanciones financieras estadounidenses.

Los dos canadienses están detenidos desde entonces, mientras Meng quedó libre bajo fianza. En junio de 2020 fueron acusados de espionaje en base a las leyes chinas de seguridad nacional.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD