buscar noticiasbuscar noticias

Casi un año sin cargos

Alzan la voz por mexicano detenido, quien en enero partió de Texas por un trabajo de construcción, pero el ICE lo detuvo y aún lo retiene

Corpus Christi

Hace 11 meses Juan Reyna salió de su casa de Texas para hacer un trabajo de construcción. Y no ha regresado. El inmigrante mexicano lleva casi un año detenido en un centro de detención de las autoridades migratorias estadounidenses a pesar de los esfuerzos de activistas por liberarlo.

En esta fotografía ofrecida por Guadalupe Martínez, ella posa con su esposo Juan Reyna, en Corpus Christi.Casi un año sin cargos

Aseguran que su detención no cumple con las normas actuales del gobierno del presidente Joe Biden de sólo detener a inmigrantes que representan un peligro para la sociedad o que cruzaron la frontera ilegalmente recientemente.

Kathrine Russell, abogada de Reyna en el grupo RAICES, dijo que el mexicano fue arrestado el 14 de enero, justo antes de que Biden llegara a la Casa Blanca. Biden se postuló a la presidencia con posturas supuestamente más compasivas que su predecesor Donald Trump respecto a inmigrantes que viven en Estados Unidos sin autorización legal.

"Pensé que después de que Biden empezara en el poder, (Reyna) sería liberado de forma bastante rápida", dijo Russell a la AP.

"Mucha gente fue liberada de forma rápida, pero por algún motivo, ICE (siglas de la agencia migratoria) lo sigue deteniendo y se niega a dejarle en libertad sin dar justificación". 

RAICES es una organización sin ánimo de lucro que ofrece asistencia y defensa migratoria gratuita a inmigrantes. 

Según Russell, Reyna, de 48 años, salió en su camioneta a hacer un trabajo de construcción con tres hombres más. Alguien les vio y llamó a las autoridades diciendo que veía a inmigrantes que probablemente estaban en Estados Unidos ilegalmente. La patrulla fronteriza paró la camioneta y les detuvo.

En el vehículo encontraron una pistola descargada. Reyna asegura que no es suya, dijo Russell. Las autoridades migratorias no han presentado ningún cargo criminal contra el mexicano. 

Según Russell, Reyna llegó a Estados Unidos a finales de la década de 1990. Aproximadamente en el año 2000 fue detenido por un delito menor y enviado a México de forma voluntaria. 

"No fue una deportación. Lo mismo ocurrió en el 2009, después de que hubiera una redada en el lugar en el que vivía. Pero, de nuevo, tampoco eso fue una deportación", dijo la abogada. 


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD