buscar noticiasbuscar noticias

California: Hombre que dio tortillas en juego niega racismo

Un hombre de California que dice haber repartido las tortillas que los estudiantes de una escuela secundaria del área de San Diego arrojaron el fin de semana al equipo de básquetbol de otra secundaria cuyo alumnado es mayormente latino indicó que sus intenciones no eran racistas

Luke Serna, exalumno de la secundaria Coronado, dijo que le dio los paquetes de tortillas a los jugadores para festejar y que arrojarlas era una tradición en la Universidad de California, campus Santa Barbara, en la que él estudió, reportó el periódico San Diego Union-Tribune

Serna también criticó el despido del entrenador del equipo de básquetbol de Coronado a raíz del incidente con la secundaria Orange Glen, de Escondido, California, cuyos alumnos son hispanos en su mayor parte.

California: Hombre que dio tortillas en juego niega racismo

"Me doy cuenta que el lanzamiento de tortillas ha sido percibido como racialmente insensible", dijo Serna en un comunicado. "No condono la conducta racialmente insensible, y esa no fue mi intención. Ofrezco disculpas a todos los que fueron lastimados por esto y espero que pueda ser un momento de aprendizaje para que todos nosotros seamos más conscientes".

La junta del Distrito Escolar Unificado de Coronado votó unánimemente esta semana a favor de despedir al entrenador JD Laaperi después del partido del sábado por el campeonato divisional, en el que la secundaria Coronado —conformada en su mayoría por jugadores blancos— derrotó a los visitantes Orange Glen 60-57 en tiempo extra.

Se registró una gresca entre el personal de entrenadores de ambos equipos escolares. Un video compartido ampliamente en las redes sociales muestra que al menos dos jugadores de la secundaria Coronado lanzaron tortillas hacia los jugadores del equipo rival.

El incidente desató un clamor a nivel local de parte de algunos activistas comunitarios y captó la atención a nivel nacional.

Laaperi dijo a través de las redes sociales que un miembro de la comunidad llevó las tortillas al partido, que el incidente fue "inaceptable y de naturaleza racista" y que él no lo condonaba.

El supervisor del Distrito Escolar Unificado de Coronado, Karl Mueller, ofreció una disculpa pública y dijo que el incidente era "repudiable".

"Sin importar la intención de quien lanza, las implicaciones étnicas son inevitables; son innegables", dijo esta semana Lee Pontes, presidente de la junta directiva de la escuela Coronado.

El coach de Orange Glen y dos padres de jugadores del equipo dijeron creer que Laaperi inició el altercado al final del partido. Serna, quien estuvo presente en el encuentro, dijo que el equipo de Orange Glen confrontó al de Coronado, de acuerdo con el diario San Diego Union-Tribune.

Mueller se negó a comentar sobre la decisión de cesar a Laaperi, diciendo que se trata de un asunto de personal.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD