buscar noticiasbuscar noticias

Califican de ilegal pausar deportaciones en 100 días

Demandan a Seguridad Nacional respeto a sus acuerdos previos o se buscará la manera legal de prohibir esa orden

McAllen, Tx.- Responde la Procuraduría de Texas ante la orden de suspender deportaciones de inmigrantes por un periodo de 100 días, lo que califica de ilegal y dañino para el estado, por lo que pide al Departamento de Seguridad Nacional respeto a sus acuerdos previos o se buscará la manera legal de prohibir tal orden.

"Esta abdicación total de la obligación del Departamento de Seguridad Nacional, DHS, de hacer cumplir la ley federal de inmigración, es ilegal y dañará grave e irreparablemente al estado de Texas y sus ciudadanos", declaró el procurador de Texas, Ken Paxton, ante la indicación del DHS de imponer "una pausa inmediata en las expulsiones de cualquier extranjero con una orden final de deportación durante 100 días, para que entre en vigencia tanpronto como sea posible y no más tarde del 22 de enero de 2021". 

Califican de ilegal pausar deportaciones en 100 días

Consultarlo

"El DHS está obligado a consultar con Texas antes de reducir la aplicación de la ley de inmigración, detener las deportaciones o negarse a reducir la cantidad de extranjeros deportados que residen en los Estados Unidos", puntualiza el procurador. 

Se dijo también que el DHS acordó "dar prioridad a la protección de los Estados Unidos y sus comunidades existentes", incluso mediante "promover el regreso o expulsión de los extranjeros inadmisibles y removibles". 

Por estas y otras razones las autoridades de Texas creen que el DHS ha violado el acuerdo y señalan que le gustaría resolver esta disputa, pero se debe rescindir inmediatamente el memorando del 20 de enero.  "Requerimos una respuesta inmediata o buscaremos un camino para prohibir su orden, según lo contempla el acuerdo", finalizó Paxton.

ADVERTENCIA AUMENTARÁ LOS COSTOS

El funcionario destacó que los estados fronterizos como Texas pagan un precio particularmente alto cuando el gobierno federal no ejecuta fielmente las leyes de inmigración del país. "Su intento de detener casi todas las deportaciones aumentaría el costo para Texas causado por la inmigración ilegal", añadió Paxton.

Según se señaló, el estado ha acordado cooperar con el gobierno federal en la ejecución de la aplicación de la ley de inmigración, pero su intento de detener las deportaciones viola tal acuerdo de múltiples formas.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD