Texas

Cadena perpetua a un abusador sexual

Ofreció pagarle a jovencita la matrícula de la universidad, además de darle obsequios

  • Por: Carlos Espriella
  • 29 / Septiembre / 2020 -
  • COMPARTIR
Cadena perpetua a un abusador sexual

Le dan cadena perpetua a sexagenario.

Durante tres años, este individuo se aprovechó de la inocencia de nuestra población más vulnerable, confiando en la manipulación económica y psicológica para controlar y silenciar a su víctima”. Mark Dawson, agente especial a cargo de HSI 

McAllen, Tx.

Un sujeto de 68 años de edad, quien estuvo residiendo en la Isla del Padre Sur, fue condenado a cadena perpetua por tráfico y abuso sexual de una menor, tras una investigación de la Fuerza de Inmigración y Aduanas, ICE.

Se trata de David Keith Wills, propietario de una empresa de acuicultura del sureste de Texas, quien fue investigado por agentes de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) y del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), con la ayuda del Departamento de Policía de Brownsville y los Texas Rangers.

Wills fue sentenciado a cadena perpetua en una prisión federal y se le ordenó pagar 172 mil dólares en restitución a la víctima, junto con 85 mil dólares en multas por múltiples cargos de tráfico sexual, tentación de una menor y conspiración para obstruir a la justicia. 

“Durante tres años, este individuo se aprovechó de la inocencia de nuestra población más vulnerable, confiando en la manipulación económica y psicológica para controlar y silenciar a su víctima”, dijo Mark Dawson, agente especial a cargo de HSI. “Con esta sentencia, hemos eliminado a este depredador de la comunidad y enviado un mensaje rotundo de que estamos comprometidos a trabajar con nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley para investigar y enjuiciar agresivamente a cualquiera que busque explotar a los menores de nuestra nación”.

Según documentos judiciales, el sujeto conspiró con su amante, María Candelaria Losoya, para traficar con una menor de edad, con fines sexuales, desde que ella tenía 10 años. 

Losoya y Wills organizaban reuniones donde Wills agredía sexualmente a la menor de edad, hasta que ella lo informó en abril de 2015.

Durante este tiempo, el sujeto prometió pagar la matrícula universitaria de la víctima, si se le permitía agredir sexualmente a la joven. También se le dieron varios obsequios a la víctima y se cubrieron gastos que de otro modo no habría podido pagar, incluido un iPad, auriculares de marca, TV de pantalla plana, computadora portátil Apple, trampolín, piscina y un viaje escolar a Washington D.C.

TRATÓ DE DESTRUIR EVIDENCIA

Después de que la víctima denunciara el abuso, Wills conspiró con un amigo para sacar una computadora portátil de su casa, con el objetivo de destruirla y evitar que las fuerzas del orden la incautaran y la revisaran.

Varios testigos declararon en el juicio, incluida la víctima, el entrevistador forense, la enfermera que la examinó por primera vez, varios agentes de la ley estatales y federales. Un testigo también describió haber visto a la víctima en un hotel de Portland donde se reunieron Wills y Losoya en marzo de 2014.

DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA