Escena

Bruce Gillmer, el mago detrás de los premios MTV

´Para trabajar con superestrellas, primero tienes que desarmarlas´, afirma el artífice de la gala de la música que se celebró en Bilbao

  • Por: Borja Bas
  • 08 / Noviembre / 2018 -
  • COMPARTIR
Bruce Gillmer, el mago detrás de los premios MTV

El rapero Trevis Scott, durante su actuación en MTV EMA, en 2017.

Michael Jackson cruzando una pasarela acaramelado de la mano con su esposa Lisa Marie Presley. Madonna besándose en plena canción con Britney Spears bajo la mirada atónita de Justin Timberlake. Kanye West interrumpiendo el agradecimiento de Taylor Swift para reclamar que la estatuilla en realidad tenía que ser para Beyoncé. Todos estos momentos que permanecen en nuestra retina se los debemos a los premios MTV. Esa es la foto oficial. Pero, ¿qué pasa antes y después? ¿Quién se encarga de orquestar todo para que ocurran estas instantáneas que ya forman parte de la historia del pop?

RESPONSABLE

Bruce Gillmer es el máximo responsable de lo que pasa en los MTV Video Music Awards (VMA) y en los MTV Europe Music Awards (EMA). Es el mago que mueve los hilos en este millonario patio de juegos de la industria musical. Gillmer puso sus trucos en práctica una vez más en la 25ª edición de los EMA, que eligió Bilbao como sede. Ante una audiencia planetaria de 450 millones de hogares y 350 millones de usuarios de redes sociales, desfilaron estrellas como Janet Jackson que recibió el premio Global Icon, Nicki Minaj, Camila Cabello y Dua Lipa.

También Rosalía (como máxima embajadora del nuevo pop patrio), fue nominada a mejor artista española. "Lo tiene todo para triunfar en el mundo", dice de ella este experto que también pone el foco sobre Hailee Steinfeld, la jovencísima presentadora de la gala, de 21 años, ya una superestrella en Estados Unidos y que espera darse a conocer en Europa estas navidades con la película Bumblebee.

Bruce Gillmer, el mago detrás de los premios MTV

La cantante Katy Perry, en su presentación en los premios MTV EMA, en 2008.

TODA UNA VIDA

El productor ejecutivo lleva toda la vida en MTV. Literalmente. "Entré hace 31 años como becario. Y ya no me quise marchar. Empecé directamente en el departamento de talentos para los programas de la cadena, así que sé cómo tratarlos", cuenta cómplice. ¿Y cómo se trata a superestrellas de la talla de Madonna, U2 o Lady Gaga? "Por lo general es gente mucho más relajada que quienes tienen a su alrededor llevando su agenda. Tienes que aprender a desarmarles. Al menos el 50% de mi trabajo se basa en sentarme y observar hasta pillarles el punto. Entrar en su psicología para hacerles sentir como en casa. A partir de ahí, el resto es fácil".

Lo difícil viene después, cuando se te desmadran las superestrellas. En los premios MTV hemos visto, por ejemplo, a Miley Cyrus fumándose un porro en directo, a Lady Gaga con un vestido de chuletones o a Nicki Minaj haciendo twerking como si se fuera a acabar el mundo. Dice la leyenda que muchos de estos instantes controvertidos están orquestados.

Gillmer lo desmiente. "Tú pones a su disposición el escenario perfecto y a partir de ahí permites que pasen cosas. Pero los artistas son los que lo provocan. Tan solo hay que poner a los actores adecuados en el mismo campo de juego y en el momento indicado. ¿El beso de Madonna con Britney Spears? Fue algo que decidieron ellas. Y el momento en el que Kanye West interrumpió a Taylor Swift te puedo asegurar que ni programándolo en un millón de años nos habría salido tan creíble", asegura.

Bruce Gillmer, el mago detrás de los premios MTV

Bruce Gillmer, en Bilbao.

MOMENTOS ICÓNICOS

Amasar momentos icónicos de la música también tiene sus gratificaciones. Gillmer recuerda dos ejemplos de los que se siente particularmente orgulloso. "Cuando hicimos que Bono le diera el premio Ultimate Legend a Paul McCartney en su Liverpool natal. Y cuando organizamos los EMA en la Puerta de Brandeburgo, con motivo del 20º aniversario de la caída del Muro de Berlín. Iba a actuar U2. Unas semanas antes, en una fiesta en Londres, me encontré con Jay Z y me dijo: ´Súbeme a actuar a esa Puerta´. Yo no lo sabía, pero él y Bono estaban al habla por una posible colaboración. Y nosotros hicimos que se materializara actuando juntos en un momento increíble que supuso el encuentro entre dos mundos tan diferentes. Ese tipo de cosas son las que solo una fuerza cultural como MTV es capaz de provocar". Y se despide sin desvelar qué otros trucos guarda esta vez en la manga. EPS



DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA