buscar noticiasbuscar noticias

Bombardeo electoral

Los partidos políticos apenas ayer terminaron de bombardear a la población con 11.5 millones de spots radiales y televisivos y se aprestan desde este jueves -¡hasta junio!- a recetar otra tanda casi igual con mensajes machacones, todo en pos de una curul.

Expuso que los mensajes políticos lo que buscan es “grabar” en el pensamiento individual y el imaginario colectivo, la presencia y mensaje de determinado candidato o partido. Esto se logra mediante la repetición del mensaje, pero cuando éste es excesivo genera molestia y fastidio en el público. Indicó que como docente en la carrera de Ciencias de la Comunicación de la Universidad del Atlántico (UDA), siempre es enfático en aclarar a los estudiantes, que tratándose de medios de comunicación, el ciudadano siempre tiene la última palabra, pues le es fácil cambiar de canal televisivo o de estación radial (zapping), cerrar el periódico, etcétera, y no ver el mensaje.

“Por eso les recomendamos a los alumnos que tengan cuidado en la forma como se elabora el mensaje (parte técnica), en el contenido del mismo (fondo), así como en el público al que va dirigido y el medio que se utilizará para difundirlo” comentó.

Bombardeoelectoral
imagen-recuadro

La exposición excesiva de un producto crea el efecto contrario al que se desea y esto es aplicable también en el terreno político *Marko A. Zapata, mercadólogo

El bombardeo de mensajes políticos durante las próximas campañas electorales, debido a su elevado número, será contraproducente y podría incluso afectar a candidatos y partidos, dice tajante el mercadólogo Marko A. Zapata.

“Por eso les recomendamos a los alumnos que tengan cuidado en la forma como se elabora el mensaje (parte técnica), en el contenido del mismo (fondo), así como en el público al que va dirigido y el medio que se utilizará para difundirlo” comentó.

Agregó que el político siempre trata de convencer con apoyos de los medios de comunicación, pero cuando el mensaje es el equivocado, es muy repetitivo o se difunde con demasiada frecuencia, las consecuencias generalmente son negativas.

Lo conveniente sería aseguró, reducir la exposición del “producto” (candidato o partido), y aprovechar otros canales para interactuar con el electorado.

Pese a que esta teoría es correcta, dijo que muchos candidatos le temen a la interacción con el público, pues no desean retroalimentarse (feedback) ya que no quieren recibir críticas u opiniones contrarias a lo que ellos creen correcto: sólo quieren emitir pero no recibir.

Debido a distancias geográficas y el factor tiempo, es imposible hacer acto de presencia en cada ciudad o cada colonia (presidente municipal), por lo que hay que echar mano de los medios de comunicación, pero siempre debe hacerse de una forma inteligente.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD