buscar noticiasbuscar noticias

Atienda a tiempo las crisis mentales

Policía dijo que son varios los casos cada año, en que personas con algún desorden atacan y arriesgan vidas

Laredo, Tx.

Familias con pacientes mentales agresivos, por esquizofrenia, bipolaridad o con Trastorno de Estrés Post Traumático (PDST siglas en inglés), deben llamar o acudir a los especialistas, si sus seres queridos no quieren tomarse el medicamento del que están bajo tratamiento o si les observan tendencias suicidas o de hacer daño fatal, además no deben tener armas de fuego a la mano.

Atienda a tiempo las crisis mentales

Joe Baeza, detective de la Policía dijo que son varios los casos cada año, en que pacientes atacan o ponen en peligro a sus familias y sus vecinos.

Se atrincheran en domicilios o en sitios públicos, como hace tres semanas, el pasado 13 de abril en la cuadra 31 de Tilde, residencial Heights, un joven en sus 20´s, armado con cuchillo amenazaba con matar a su propia madre o suicidarse con dicha arma, ocurrió en una carnicería y mini super de tal dirección.

Y recién la semana que concluyó, otro tipo de 31 años, en Los Presidentes, disparó un arma frente a los agentes de SWAT y los policías negociadores en situaciones de crisis y/o rehenes.

"Tuvimos que evacuar por más de dos horas a todo el vecindario, hasta más allá de la media noche", dijo Baeza.

Personas que no quieran seguir el tratamiento facultativo, que sus familiares sepan que tienen tiempo de no ingerir sus medicinas y que visiblemente -porque sus seres los conocen muy bien- están reflejando los estragos de la abstinencia de tales pastillas, incluso con intenciones de causarse daño o a otros, deben llamar a los especialistas de Border Region Behavioral Health Services (956) 794- 3000.

Lo mismo que a SCAN (956) 724-3177, a la vez que a PILLAR (956) 723-7457.

Y en su defecto telefonear a la línea nacional especializada contra suicidios (National Suicide Prevention) al 1-800-273-TALK (8255), disponible las 24 horas de cada día.

Laredo tiene un buen número de veteranos de guerra con Trastorno de Estrés Post Traumático (TEPT iniciales en español), es una enfermedad de salud mental desencadenada por una situación aterradora, ya sea que la hayan experimentado o presenciado. Los síntomas pueden incluir reviviscencias, pesadillas y angustia grave, así como pensamientos incontrolables intrusivos, pesadillas y conducta de evitación, lo mismo que suicidarse.

La Policía de Laredo, frecuentemente es llamada para someter a una persona de este tipo, cuando está muy alterada, se ha hecho de un arma de fuego o punzocortante y tiene en peligro a su familia, a él mismo o a terceras personas inocentes, casi siempre vecinos o gente que está cercana a ellos.

Y en muchos casos, en Laredo ha habido muertes en estos escenarios, han terminado con personas fallecidas algunos episodios de este tipo.

"Lamentablemente, como policía tienes que actuar con sumo cuidado, para que no se suicide, no mate a un familiar, dispare o acuchille a rehenes o a nosotros mismos, muchas veces son pacientes que están muy fuera de sí, que nadie puede saber que está pasando por su mente", dijo el policía entrevistado.

Nadie puede asegurar que van a hacer, si se van a tirar a matar contra quienes piensan son sus enemigos o creen en su enfermedad mental, que les quieren hacer daño letal, si se van a suicidar, si van a atacar a alguien de su sangre o a quien tienen de rehén, tras estar totalmente fuera de la realidad.

"Pero no dejan de ser un gravísimo peligro por el arma que poseen".

Las familias saben de tales descontroles de sus seres queridos como pacientes mentales que son, ellos deben tenerlos bajo control, ser los primeros en actuar cuando demuestran signos de gravidez, de leves descontroles, hacerlo antes de que estas personas especiales caigan en una situación fuera de control, de peligro como estas últimas vividas, concluyó el policía Joe Baeza.

imagen-cuerpo

La recomendación de las autoridades es que cuando los familiares noten conductas fuera de lo normal, deben atenderse para evitar tragedias.

imagen-cuerpo

Laredo ha sido testigo de personas que se atrincheran y no sólo se amenazan ellos mismos, sino que ponen en riesgo a otras personas.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD