buscar noticiasbuscar noticias

Asumen sin miedo riesgos por Covid

Reciben en hospitales a los pacientes graves de Covid-19, los bañan, les administran sus medicamentos e, incluso, en muchas ocasiones son las únicas personas que pueden estar a su lado, tomarles la mano y acompañarlos en su último aliento

Asumen sin miedo riesgos por Covid

"Estoy encargada del área y lo más difícil era contener al personal en cuanto a saberlos dirigir, que trataran de superar sus miedos, porque, obviamente, no los íbamos a dejar atrás, pero teníamos que superarlos porque necesitaba la población que se atendiera. Teníamos que darles ánimos y ser fuertes nosotros mismos a pesar de los miedos e incertidumbres y estar al pendiente también de reorganizar áreas", explica.

"La labor de contenerlos es más que nada darles ánimos, les decía: 'No va a pasar nada, vamos a estar bien; protégete de esta manera; vamos a hacer las cosas como se deben de hacer, poniéndonos el equipo de protección personal de esta manera'. Eso les dio mucha seguridad y confianza para salir adelante". Para la enfermera, a dos años de pandemia, el esfuerzo y desgaste ha sido mucho, pero ha valido la pena por todo el aprendizaje. Guadalupe Hernández, a cargo de la supervisión de enfermería del INER, aseguró que lo más difícil es presenciar la angustia y dolor que experimentan los pacientes por la imposibilidad de tener cerca de ellos a sus familiares "En otras enfermedades se les daba la oportunidad cuando estaban en la etapa final de que pasara el familiar a despedirse de ellos, pero en esta ocasión no.

El personal de enfermería tuvo una mayor importancia porque nosotros fuimos los que estuvimos al final de su morada, tocándoles la mano, diciéndoles: 'Aquí estamos. Vete en paz, vete tranquilo'" A la enfermera le tocó vivir esta situación en más de diez ocasiones durante 2021. "Como personal de enfermería éramos el único contacto que tenían los pacientes, tristemente. También cuando se iban a invadir en la vía aérea, a intubar, era muy difìcil cuando se hacía la videollamada para que se despidieran de sus familiares". Para sobrellevar esta situación, la enfermera decidió escribir estas vivencias.

"Lo escribía porque para mí era muy difícil salir de aquí, ir a casa y llevar eso a casa. Así me desahogaba. Agradecía a Dios el haberme puesto en esta profesión; agradecía el haber estado con esa persona, pero también escribía: 'Hoy aprendí esta circunstancia; hoy estuve despidiendo a este paciente; hoy leí una carta de los familiares de un paciente el cual me tocó mi corazón y fue muy difícil'. Me sirvió como terapia para soltar y seguir adelante". Al inicio de la pandemia, contaron las enfermeras, al personal de enfermería le temblaban las piernas, quería salir corriendo y esconderse para evitar que le tocara atender a los pacientes con Covid-19. "El miedo era atroz", señala Guadalupe Hernández. Ahora, ya no tienen miedo, pues la experiencia y seguridad que han ganado en la atención de pacientes Covid-19 es mucha.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD