buscar noticiasbuscar noticias

Arruina el viento la corrida en Apizaco

El viento sopló con fuerza haciendo casi imposible el toreo

El viento que sopló con fuerza, el pasado domingo, durante todo el día se llevó las ilusiones de los toreros que no pudieron más que mostrar intenciones de triunfo con sus errores y defectos en Apizaco.

Salvo el cuarto y el sexto, los novillos de Atlanga permitieron el lucimiento porque tuvieron nobleza y movilidad.

Arruina el viento la corrida en Apizaco

Nervioso se mostró, en su debut, el caballista Mario Sandoval que sufrió un revolcón cuando su cabalgadura fue embestida por el novillo y fue derribada sin sufrir ninguno lesiones.

Perdió las riendas y se le fue vivo a los corrales al no poder culminar su faena.

Sebastián Palomo estuvo lucido con el capote. Luego y pese al viento pudo lucir ante las buenas embestidas del astado de Atlanga. Oyó palmas.

Con el tercero del festejo, Manolo Astorga tuvo la fortuna de un novillo noble y con recorrido.

El banderillero Gerardo Angelino salió al tercio tras dos magníficos pares de banderillas en el cuarto. Después de ello, Enrique de Ayala intentó lucir con un astado que fue bravo al caballo, pero decidió abreviar y oyó dos avisos.

Hidalgo García eslabonó algunos muletazos ante el novillo que peleó con más bravura al caballo.

El viento sopló con fuerza haciendo casi imposible el toreo en ese novillo y en el sexto donde Roberto Benítez estuvo muy bien con un novillo que resultó manso.

Fue este joven tlaxcalteca quien más le llegó al público y lo hicieron salir al tercio.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD