buscar noticiasbuscar noticias

Aprieta crisis: escasea gas

Repercuten fallas en el suministro de energía eléctrica; se agotan reservas del combustible

La escasez de gas natural y fallas en el servicio eléctrico que se han reportado durante los últimos días en Reynosa, han orillado a los supermercados no solo a reducir su producción de pan y de tortillas, sino que ahora, la venta se limita a 2 kilos por cliente. 

En el caso de la tortilla de maíz amarillo, los establecimientos exponen: "Lamentamos las molestias, solo se puede vender 2 kilos de tortilla de maíz amarillo por cliente, por su atención y comprensión gracias".

Aprieta crisis: escasea gas

Mientras que, al tratarse del pan salado o bolillo, la restricción apunta a un máximo de 2 paquetes con alrededor de 10 piezas por persona. 

Los supermercados han colocado carteles en los ingresos y en los puntos de venta para avisar a los clientes, en ellos, se dice que estas medidas continuarán hasta nuevo aviso. "Debido a las condiciones climáticas severas, en días recientes algunas de nuestras tiendas se han visto afectadas en el suministro habitual del servicio eléctrico y de gas natural, desafortunadamente esto afectará la producción en nuestras panaderías y tortilleras", se lee en un local del Bulevar Hidalgo

Estos dos productos son de alta demanda al considerarse un básico, por lo que algunas familias han optado por comprar paquetes de harina de trigo o maíz para elaborar sus propios productos.

Las fallas de electricidad comenzaron en Reynosa durante la noche del 14 de febrero cuando la onda gélida provocó la caída de aguanieve y nieve, mientras que, las del gas natural unas horas después.

Además de los supermercados, EL MAÑANA ha evidenciado como los restaurantes y otras tiendas donde se comercializan alimentos están restringiendo su producción habitual, por temor a quedarse sin el gas que les permite cocer u hornear.

NO HAY

Escasez es la que registra el gas doméstico en Reynosa, problema que se ha registrado ya en varias plantas empresas del ramo, situación que afecta más aún a las familias de las distintas colonias de la ciudad.

El pasado jueves se agotó la reserva que tenía una compañía ubicada por bulevar Hidalgo a las 13:00 Horas y se abasteció nuevamente del combustible hasta el día siguiente a las 7:00 Horas, dijo un trabajador.

Pensamos que esto es consecuencia de que la importación del carburante proveniente de Estados Unidos está detenida y no se tiene fecha para cuándo pueda normalizarse el abastecimiento del gas, agregó.

La demanda ha estado creciendo en los últimos días y más cuando se registraron fuertes heladas.

Las filas que llegan a formarse es de 10 y hasta 15 vehículos con mucha frecuencia, por lo que consideró conveniente que la gente esté tranquila porque aunque de momento no se sabe cuándo se reanudará la importación, se espera que esto ocurra pronto.

El problema que se vive no es exclusivo de tal o cual gasera, esto ocurre podría decirse que en todas las que hay en el municipio.

El hecho de que en el país del norte estén deteniendo la importación de gas, es algo que ya está impactando en las ciudades fronterizas como Reynosa, abundó.

El kilogramo de gas se vende actualmente a $11.46.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD