Suponen que fue ´El Gordo´ el asesino de la niña Aleyda

Al momento de la tragedia la mamá estaba con su comadre y su padre trabajando en una construcción

Altamira, Tam.- Eran las 17:30 horas del lunes cuando empezó la tragedia que estremeció a la zona sur de Tamaulipas con el caso de la niña Aleyda Valeria Estrella de tan sólo 8 años de edad que fuera ultrajada y asesinada presuntamente por un amigo de la familia.

De acuerdo a versión de vecinos, la madre de la víctima de nombre Verónica Rodríguez y sus hijos se encontraban con una "comadre" a unos metros de la vivienda en donde residían esto, en la calle Ficus del Fraccionamiento Arboledas, mientras que su pareja sentimental se encontraba trabajando en la construcción de una tienda denominada Bodega Aurrera en el ejido La Pedrera.

Alrededor de las 18:00 horas, mientras Yojan, su hermanito de 9 años jugaba con vecinitos en la calle, Aleyda le comentó a su madre que tenía sueño y se iría a dormir a la casa, a lo que la progenitora accedió y le permitió retirarse.

Vecinos que fueron entrevistados por Policías Investigadores de la Procuraduría General de Justicia del Estado refirieron que Juan José "El Gordo" Bautista, habría sido visto merodeando en la calle, sin embargo era común para ellos.

"El Gordo" como le conocían, refieren "era muy confianzudo", puesto que se metía a las casas sin avisar y en ocasiones abría las puertas de los domicilios y ofrecía cualquier herramienta a la venta, supuestamente para seguir embriagándose.

El hoy occiso regularmente se reunía con el padrastro de los hijos de Verónica ya al atardecer y consumían algunas cervezas.

En esta ocasión, llegó el padrastro y en la calle se encontró a Yojan, a quien le preguntó por su madre; el niño le dijo que estaba con la comadre.

Él y el niño se dirigieron a la casa en donde se encontraba Verónica y le preguntó por la niña Aleyda, diciéndole ésta que se había ido a dormir a la casa hacía 2 horas.

El padrastro le pidió a Yojan que la fuera a despertar, toda vez que presumían que no dormiría por la noche. Yojan se dirigió a la vivienda y en un "abrir y cerrar de ojos" salió gritando que su hermanita estaba llena de sangre en la cama y desnuda.

La madre y el padrastro se alarmaron; Juan "El Gordo" se encontraba cercano a ellos y exclamó que tal vez se habría ahogado, sin embargo nadie le tomó parecer, pues corrieron a ver qué ocurría.

Los 2 salieron corriendo de la casa habitación gritando y pidiendo auxilio mientras que el padrastro cargaba a la niña; uno de los vecinos rápidamente se ofreció a llevarlos al Hospital a bordo de su automóvil.

-

YA ESTABA SIN VIDA

En el Hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social denominado "La Morita" ubicado a tan solo un kilómetro de distancia de la vivienda, determinaron los galenos que la menor ya se encontraba sin vida, por lo que se dio aviso a las autoridades, pues existía exceso de violencia en su cuerpo. Se refiere que contaba con una herida cortante en el lado izquierdo de su cuello, además de daños en sus genitales.

-

SUPUSIERON QUE FUE JUAN "EL GORDO"

Vecinos y familiares de la pequeña víctima supusieron que el autor de este escalofriante asesinato fue Juan "El Gordo"; por la noche del lunes arribaron elementos de la Procuraduría General de Justicia del Estado para iniciar con las averiguaciones; por la mañana del martes se entrevistaron con la familia y vecinos, todo apuntando que "El Gordo" habría sido el asesino.

De acuerdo a un comunicado que emitió la Procuraduría General de Justicia del Estado, el cuerpo presentaba varios golpes, por lo que abrieron la línea de investigación para esclarecer si se suicidó o bien, fue asesinado y si éste, habría sido el atacante de la menor.

-

DAN ÚLTIMO ADIÓS

Familiares, amigos y vecinos dieron el último Adiós a Aleida la tarde del miércoles, trasladando sus restos al cementerio de ejido Benito Juárez; Aleyda tan sólo cursaba el segundo año de primaria en la escuela Primaria de Nueva Creación del Fraccionamiento Arboledas.

Cabe hacer mención que Verónica de 33 años y sus dos hijos residieron un par de años en la Ciudad Fronteriza de Reynosa, sin embargo el año pasado decidieron regresar; la casa habitación la habrían dejado sola.

Una prima de Verónica refirió que a su hoy pareja sentimental jamás lo había visto; él cuenta con 49 años de edad y presuntamente a su regreso de la frontera ella decidió vivir en unión libre con él.