Sequía intensa mata el ganado

Falta de lluvia colapsó los pastizales y trajo consigo la muerte de varios bovinos

Noticias Relacionadas

    Aunque aún no se han contabilizado las bajas de ganado que murieron a consecuencia de la intensa sequía en Tamaulipas, sí se tiene conocimiento de que las hubo más en municipios como Méndez, Burgos, San Fernando, Xicotencatl, González y Altamira así como en Guerrero, Nuevo Laredo, Miguel Alemán y Mier.

    "Es cierto que a principios de año se registraron lluvias que mejoraron las condiciones de vida animal en los ranchos de la entidad, pero luego sobrevinieron las olas de fuerte calor que generó el colapso de los pastizales y eso a su vez  trajo consigo la muerte de varios bovinos", informó Julio Gutiérrez, presidente de la Unión Ganadera Regional de Tamaulipas.

    En cuestión de días se espera tener ya los datos precisos sobre los estragos causados por el fenómeno meteorológico en la ganadería pues ya se tiene contacto con los dirigentes municipales de los productores pecuarios para que emitan el reporte correspondiente, añadió.

    Al abundar sobre el particular dijo que la Unión está brindando el apoyo necesario para ayudar en algo a quienes enfrentaron pérdida de vacas, toros o becerros.

    En la actualidad en el estado existe un millón 170 mil  un millón 170 mil cabezas de ganado aunque hay capacidad para un millón 300 mil.

    Hace diez años teníamos un millón 400 mil cabezas, apuntó el dirigente de productores en ese rubro.


    NO DEFINIDA AúN. Pese a que no saben cantidad de bajas que registró la ganadería tamaulipeca en 2018 a causa de la sequía, confirma dirigencia estatal que sí las hubo.