Preparan a jinetes de la Patrulla Fronteriza

Son adiestrados en El Paso, para operar entre arbustos y terrenos montañosos

El Paso, Tx.

Agentes de la Patrulla Fronteriza que van a ser asignados como jinetes para recorrer la frontera son adiestrados en El Paso, Texas en campamentos que duran hasta dos semanas.

Una vez que concluyen con su capacitación son asignados a sus respectivas zonas, se dio a conocer.

Una vez en operaciones, entre arbustos, terrenos montañosos y estrechas veredas, así es como decenas de agentes de la Patrulla Fronteriza (BP) pasan las horas vigilando la frontera montados en sus caballos.

Y es que el uso de caballos ha sido parte fundamental para esta agencia desde su fundación en los años 20, cuando un grupo de jinetes conformó la primera unidad de patrulleros que después se convertiría en BP.

Para el agente Robert Marroquín, quien ha pertenecido a las fuerzas ecuestres de BP por los últimos 20 años, es de suma importancia poder contar con estos animales ya que gracias a ellos se puede tener un patrullaje más amplio en la frontera.

"Los agentes a caballo tenemos acceso a ciertas zonas, donde los vehículos no pueden llegar entonces así podemos patrullar toda el área y no dejar espacios libres para que criminales puedan pasar aprovechando que no hay vigilancia", explicó.

Marroquín mencionó que aunque trabajar con caballos es una grata experiencia, ya que son animales muy nobles, también pertenecer a esta unidad requiere de mucho sacrificio.

"A diferencia de los agentes que están (patrullando) en sus camionetas y tienen aire acondicionado, para nosotros es un poco más complicado porque estamos afuera expuestos a los cambios climáticos y en terrenos más difíciles", comentó Marroquín.

Por tal motivo cada uno de los nueve sectores de BP que cuentan con una Unidad ecuestre, realizan diferentes tipos de capacitación para asegurarse que sus agentes estén preparados para cualquier adversidad.

Primera academia ecuestre en El Paso

Como parte de la capacitación de los agentes, durante dos semanas líderes de las unidades ecuestres distintos  sectores del país se reunieron en el sector El Paso para acudir a una mini academia para trabajar en los protocolos de esta unidad.

Mónica Slack, agente de BP y quien por los últimos 10 años ha sido la entrenadora de la Unidad a caballo en el Sector de San Diego comentó que el propósito de esta academia es estandarizar el modo de operar de estos agentes.

"Cada sector tiene su propio entrenamiento dependiendo sus necesidades, el tiempo que tengan y el numero de agentes en su unidad, pero esta es la primera vez que hacemos un entrenamiento controlado", relató.

La instructora señaló que aunque el 85 por ciento de sus entrenamientos se hacen arriba del caballo, también se toman clases teóricas y se realizan todos los ejercicios primero a pie.

"Primero impartimos la clases en el salón para asegurarnos que se entienda lo que queremos mostrar, después hacemos todos los ejercicios a pie para ver que el agente comprendió y ya por ultimo lo hacemos a caballo", dijo.

Por lo que 18  agentes a caballo se reunieron en esta frontera y junto con sus caballos realizaron distintos ejercicios como formaciones especiales, evitar obstáculos, controlar multitudes, entre otros.

Un caballo trabaja hasta 14 años

Por último Marroquín señaló que los caballos Mustang con los que BP trabaja, pueden llegar a patrullar hasta 14 años.

"Al igual que nosotros  (los caballos) son de carne y hueso y pueden llegar a lastimarse, pero si no les pasa nada, tratamos de sacarles provecho por unos 10 o 14 años dependiendo el caso", dijo.

El agente agregó que estos caballos no son comprados, sino adoptados por el gobierno y antes de salir a patrullar la frontera un agente debe de tomar un curso de 90 días, mientras el animal tiene que ser adiestrado por al menos seis meses.