Preocupa TLC al sector automotriz

Noticias Relacionadas

    Monterrey, México.- Las medidas anunciadas ayer por México y Estados Unidos en la renegociación del TLC preocupan al sector automotriz en la misma Unión Americana porque encarecerán la producción y los precios al consumidor de los vehículos en la región.

    El nuevo pacto contempla que el contenido regional pase de 62.5 a 75 por ciento y que entre 40 y 45 por ciento sea hecho por trabajadores que ganen como mínimo 16 dólares la hora.

    Si no se cumple con ese requisito, EU aplicará un arancel de 2.5 por ciento.

    Para la Asociación de Fabricantes de Motores y Equipo de EU (MEMA) el tope potencial para las exportaciones mexicanas de componentes a EU es una desventaja.

    "Las partes acordaron un tope potencial de las exportaciones mexicanas de partes de vehículos de motor a EU, por lo que MEMA está preocupada de que esto disminuya los empleos y exportaciones manufactureras de EU, es una desventaja global", señaló en su página.

    Un análisis del Instituto Peterson de Economía Internacional (PIIE) reveló que si se implementan estos cambios, elevarán el costo de autos y camiones.

    "Los productores extranjeros no tienen que seguir los complicados requisitos del TLC para vender sus automóviles en el mercado estadounidense. En su lugar, los importadores automotrices de EU simplemente pagan una tarifa de 2.5 por ciento, de lo que no requiere que cumplan con ningún criterio de contenido nacional o regional".

    Expuso que si las reglas de contenido propuestas obligan a las automotrices estadounidenses a cambiar a proveedores locales con precios más altos y el costo adicional resulta mayor que el arancel de importación actual, el TLC beneficiará a los importadores al otorgarles una ventaja de precios.

    "La única forma en que la revisión del TLC no perjudique a las automotrices en EU es que este país eleve el costo de los automóviles importados imponiendo una nueva tarifa rígida a los automóviles importados de Europa, Japón y Corea del Sur por encima del 2.5 por ciento máximo establecido por las obligaciones de EU en virtud de la OMC".

    El PIIE hace alusión a la Sección 232, que podría restringir las importaciones de otros países evocando perjudicar la seguridad nacional.

    En su análisis también señala el impacto a los camiones pesados producidos en México y exportados a EU que no tienen qué pagar una tarifa del 25 por ciento.

    Pero si no cumplen con las nuevas reglas de origen, pagarán una tasa arancelaria del 25 por ciento, y pocas compañías han podido incurrir en ese costo y seguir siendo competitivas en el mercado de EU.

    La importancia del sector automotriz para México es tal que gracias a él tiene un abultado superávit con EU.

    El año pasado la balanza total de mercancías resultó a favor de México, en 70 mil 952 millones de dólares, y sólo el sector automotriz tuvo un superávit de 79 mil 321 millones, muestran datos del Departamento de Comercio de EU.