Piden rehabilitación del dren ´El Morillo´. Urge que ensanchen drenes de desagüe

Buscan prevenir inundaciones como recientes

Regional.- Por la urgente necesidad de eficientar la función del dren "El Morillo", el principal de la región Ribereña y los cauces secundarios que sirven para desaguar la acumulación de agua en épocas de riegos o lluvias intensas, los productores de la segunda unidad a través de sus dirigentes solicitarán que se realicen labores de conservación y mantenimiento.

Esa solicitud se hará ante altos funcionarios de la Comisión Nacional del Agua, para prevenir futuras inundaciones que afecten al campo, tal y como ocurrió recientemente, cuando más de mil hectáreas fueron inundadas por el desbordamiento del dren "El Morillo", y otros secundarios.

Si "El Morillo", y demás drenes de la región ribereña, hubieran recibido oportunamente labores de conservación y rehabilitación, no se hubieran desbordado, ni afectado a grandes extensiones de cultivos y viviendas rurales, a causa de la atípica inundación.

El Secretario de la Unión Agrícola Regional del Norte de Tamaulipas, Marco Antonio Garza Acosta, informó que ayer tenía programado presentar la solicitud directamente al Subdirector de Conservación y Rehabilitación de la Comisión Nacional del Agua, quien tenía programada una visita a Reynosa.

Sin embargo, como se postergó de última hora, la solicitud será formulada cuando regrese para encabezar la reunión con productores del Norte de Tamaulipas.

Para los usuarios de la segunda unidad del distrito de riego número 26 del bajo río "San Juan", es indispensable que la Conagua, realice trabajos de rehabilitación y conservación tanto en el dren "El Morillo", como en el resto de los causes secundarios, construidos para prevenir inundación y transportar aguas salinas.

Nunca antes en la historia, desde que fue construido el dren "El Morillo", se había desbordado por lluvias, como ocurrió durante el mes de junio.

Si "El Morillo", y demás drenes secundarios de la región, hubieran estado limpios y con mayor capacidad para trasladar el agua, las aguas no se hubieran desbordado y los cultivos no hubieran sufrido afectaciones.

Se necesitan obras de dragado, ensanchar los drenes, retirar la basura, maleza, incluso árboles que han crecido dentro de los causes, evitando que el agua puede circular de manera eficiente y en las cantidades que deberían.

Los drenes fueron construidos para que condujeran determinada cantidad de agua, pero como se han azolvado y llenado de maleza, su capacidad de manejo se han reducido de manera importante, motivando el desbordamiento de los mismos.

El ingeniero Garza Acosta, reconoció que se necesitan de muchos millones de pesos, para realizar las obras de rehabilitación y conservación, por eso solicitará el apoyo directo de la Comisión Nacional del Agua, a nivel central.

Cuando el Subdirector de Rehabilitación y Conservación, realice su visita a Reynosa, le hará el planteamiento, presentándole información específica para que se apruebe el proyecto, dada su urgente necesidad.

Dragar los drenes para ampliar su capacidad de conducción, es una prioridad para los agricultores ribereños, pues no están exentos de que puedan registrare en un futuro lluvias intensas, que hagan repetir la misma historia.

Por otra parte, el Secretario de la Unión Agrícola Regional del Norte de Tamaulipas, Marco Antonio Garza Acosta, dijo que de aprobarse ese necesario proyecto, pedirán que cuando se concurse la obra, porque seguramente será muy costosa, pedirán que los recursos se apliquen en las labores de conservación y mantenimiento de los citados drenes, y no se desvíen para llevar a cabo obras distintas, como ya ocurrió anteriormente.

Recordó que existe el antecedente que hace muchos años, se autorizaron obras similares a la que están solicitando ahora, pero en ese entonces, el proyecto se cambió y se efectuaron trabajos hidráulicos en un lugar distinto.

Finalmente, el dirigente, dijo que sólo espera que el alto funcionario de la Conagua, regrese pronto a la región para presentarle el proyecto en cuestión, que en estos momentos es una prioridad para los productores ribereños, principalmente para los de la segunda unidad del distrito de riego número 26 del bajo río "San Juan".