Países de occidente enfrentan a Rusia en ONU

El representante permanente de Rusia ante la ONU, Vasily Nebenzia, rechazó por su parte las denuncias de que su país

 Las potencias de occidente se solidarizaron este jueves, en el Consejo de Seguridad de la ONU, con Reino Unido luego de que autoridades británicas presentaran cargos contra agentes de inteligencia rusos por el ataque químico perpetrado en marzo pasado en la ciudad de Salisbury.

En una acalorada sesión celebrada en el Consejo de Seguridad, el representante permanente de Rusia ante la ONU, Vasily Nebenzia, rechazó por su parte las denuncias de que su país acumulara o empleara armas químicas.

"Londres necesita esta historia con un solo propósito: desatar una deleznable histeria anti-Rusia e involucrar a otros países en esta histeria", acusó Nebenzia.

La sesión fue realizada luego de que la policía del Reino Unido presentó ayer miércoles cargos contra dos supuestos agentes rusos por envenenar al exespía Sergei Skripal y a su hija con un agente químico conocido como novichok. Ambos sobrevivieron al ataque.

En un comunicado conjunto, Francia, Alemania, Estados Unidos y Canadá reiteraron su indignación por el uso de un agente nervioso químico y dieron la bienvenida a los progresos realizados en la investigación.

"Confiamos plenamente en la evaluación británica de que los dos sospechosos eran oficiales del servicio de inteligencia militar ruso, también conocido como GRU, y que esta operación casi con certeza fue aprobada a nivel gubernamental", asentó el comunicado.

Afirmaron que tras el envenenamiento estos países han tomado medidas contra las actividades del GRU, como la expulsión colectiva de oficiales rusos de inteligencia.

"El anuncio de ayer fortalece aún más nuestra intención de seguir desbaratando las actividades hostiles de las redes de inteligencia extranjeras en nuestros territorios (y) mantener la prohibición de las armas químicas", de acuerdo con el comunicado.

Por su parte, la representante permanente de Reino Unido ante la ONU, Karen Pierce, señaló que Rusia, que es un miembro permanente del Consejo de Seguridad, órgano encargado de preservar la paz en el mundo, ha violado las normas que rigen a la comunidad internacional.

Esas violaciones, precisó Pierce, incluyen la subversión de normas contra el uso de armas químicas y la interferencia extranjera.

La diplomática británica subrayó que confía en la "independencia" de la policía de Reino Unido, que ayuda a garantizar investigaciones precisas. Reiteró: "confiamos en nuestra evidencia".

Destacó también que la comunidad internacional debía ayudar a Reino Unido a encontrar a los dos sospechosos, o que Rusia podría simplemente entregarlos a las autoridades británicas.