Orilla desempleo a crear tianguis

Es una opción para encontrar algo económico

Díaz Ordaz, Tam

A consecuencia de las pocas oportunidades laborales que hay en la región, numerosas personas se han visto forzadas a buscar alternativas de trabajo las cuales consisten en su mayoría al autoempleo.

Por lo mismo del desempleo muchos buscan encontrar prendas de vestir y otros artículos a más bajos precios, es ahí donde entran los comerciantes ambulantes.

Una de las prácticas más comunes en la localidad es vender ropa usada en los porches de sus casas o bien sobre la banqueta.

Angélica López Bermúdez, quien se ha dedicado a la venta de ropa de segunda mano por más de 25 años dijo en tono de broma: "es una de las mejores opciones de trabajo, no te asoleas, no haces esfuerzo físico, sólo tienes que ponerte más vivo que el cliente y no dejar que te regateen tanto".

López Bermúdez señaló que tiene mercado hasta para las personas más exigentes, sus precios oscilan desde los 35 pesos por prenda, hasta los 350 pesos, dependiendo si es de "marca" o no.

La entrevistada destacó que compra su ropa en los estados unidos, pero con el aumento descontrolado del dólar la venta de garaje, ya no es el negocio que solía ser.

"Antes nos quedaba como el 300 por ciento de lo que vendíamos, ahora muy apenas le sacamos ganancia, pero por ser ropa usada no podernos darnos el lujo de vender muy caro", expresó.

Al igual que Doña Angélica, en Díaz Ordaz, hay un sinfín de personas que se dedican a la venta de ropa usada, por lo que es muy común pasar por una avenida o calle y ver puestos de tianguis afuera de las viviendas.