No habrá estímulos fiscales a empresas

Pactan con IP 12 mesas de trabajo en la transición

Ciudad de México

El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador no otorgará ningún tipo de estímulos fiscales a empresas porque la prioridad será el ahorro, señaló Alfonso Romo, quien será Jefe de la Oficina de Presidencia.

"Toda la parte de incentivos fiscales no va a haber. Por lo pronto vamos a ahorrar, vamos a crear condiciones de confianza para que la inversión venga. No podemos hablar de incentivos porque queremos reducir el gasto corriente. Ya una vez que tengamos la casa en orden, podemos hablar", señaló.

Dijo que en caso de plantearse un plan emergente, este se platicaría con los empresarios.

En conferencia de prensa conjunta con Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Romo señaló que se están revisando las condiciones en las que se dejan cada Secretaría.

"La revisión de los contratos (de Pemex) informalmente se han estado viendo desde hace meses. A partir de que se otorgó la constancia de Presidente electo a Andrés Manuel López Obrador, esto se empieza a formalizar. Pero no nada más en los contratos de las licitaciones petroleras. En CFE también, todas las dependencias se va a analizar que se ha hecho, donde estamos y cada Secretario lo está haciendo", subrayó.

Reiteró que el Gobierno no recurrirá a más deuda, por lo que será una Administración con mucha austeridad. 

MESAS DE TRABAJO

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) informó que ya se integraron 12 mesas de trabajo entre el sector privado y el equipo de transición del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

En conferencia de prensa, Juan Pablo Castañón, presidente del CCE, detalló que las mesas están divididas en los siguientes temas: política industrial, competitividad, productividad y tratados internacionales, Educación, energía, mejora regulatoria, infraestructura y logística, salud, medio ambiente,  seguridad pública y bienestar social y campo.

Las mesas, conformadas por representantes del sector empresarial y los próximos titulares de las secretarías de Estado, están orientadas a cumplir los objetivos de los proyectos estratégicos del Plan de Desarrollo del próximo gobierno.