Monedas de 10 y 20 centavos, despreciadas

Ciudad de México

En plena euforia por los nuevos billetes que anunció recientemente el Banco de México, los hábitos de uso de monedas por parte de los mexicanos destacan que en el país no se usan las monedas de baja denominación, principalmente por la dificultad de encontrar comercios donde las acepten.

"La mayoría de los participantes consideran que las monedas de 10 y 20 centavos no son funcionales porque casi nadie las acepta debido a que no gustan. Se van perdiendo porque la gente no las quiere.

"Incluso, las máquinas tampoco las aceptan y hasta hay lugares donde tienen un letrero indicando que no se aceptan. Además, es difícil identificar su denominación y se necesitan muchas de ellas para poder comprar algo", explica el Banco de México.

En el estudio "resultados de estudios cuantitativos y cualitativos sobre efectivo 2017", el banco central puntualizó que actualmente se produce una moneda de 10 centavos por habitante por año, y una moneda de 20 centavos por cada dos habitantes por año.

"La fabricación de cada una de estas monedas en 2014 tuvo un costo aproximado de 40 centavos; es decir, la moneda de 10 centavos cuesta cuatro veces su valor, y la de 20 centavos cuesta el doble de su valor. Estos costos los pagamos todos y, sin embargo, son monedas que se usan poco y en varios lugares no son aceptadas", explicó.