Miss Alemania elimina desfile en traje de baño

Los organizadores del concurso aseguran que el objetivo es destacar la personalidad de la ganadora

Las aspirantes a ser coronadas como Miss Alemania ya no tendrán que desfilar en traje de baño. La próxima edición del certamen no contará con el tradicional desfile en bikini de las concursantes, según han informado este jueves los organizadores del certamen de belleza. En medio de la revolución del movimiento MeToo, el director del concurso, Maz Klemmer, ha explicado que el objetivo es destacar "la personalidad" de la ganadora. Por lo que en este sentido, defienden, "el desfile en bikini no es muy relevante".

Miss Alemania se celebra desde 1927 y es el certamen de belleza más antiguo del país. Los cambios tendrán lugar a partir de la próxima edición del concurso, en 2019. En lugar de realizar el desfile en traje de baño, las aspirantes a ser coronadas como la mujer más guapa de Alemania desfilarán con un look veraniego. "No solo queremos ver a una supermodelo, queremos a alguien que pueda representar a Alemania", ha explicado Klemmer al diario alemán Spiegel. Además, las candidatas tendrán que someterse a una entrevista en la que deberán explicar sus puntos de vista políticos.

Los cambios afectarán también a la modalidad masculina del certamen. Los concursantes de Mister Alemania sustituirán el bañador por un conjunto desenfadado con vaqueros y camisas de verano, tal y como han explicado los organizadores y recogen varios medios del país.

Alemania sigue así los pasos de Miss América, que el pasado mes de junio anunció que suprimía sus desfiles con traje de baño y que usar tacones en el certamen será una opción. En este caso, en lugar de realizar el desfile en traje de baño, que representaba un 10% de la nota final, las 51 concursantes participarán en una sesión interactiva en directo con los jueces, donde dialogarán sobre sus logros y metas y sobre "cómo usarán sus talentos, su pasión y ambición para desempeñar el trabajo de Miss América", según explicó entonces Gretchen Carlson, presidenta del concurso y ganadora del título en 1989.

La cuenta de Twitter de la organización publicó una imagen de un bañador de dos piezas con la leyenda "Nos estamos cambiando los trajes de baño y entramos en una nueva era #byebyebikini"