Lleva cine mexicano a Venecia

Carlos Reygadas presentó ayer dentro de concurso en La Mostra Nuestro tiempo

Venecia, Italia

El tema del amor está al centro de Nuestro tiempo, la nueva película del director mexicano Carlos Reygadas, que presentó ayer dentro de concurso en la Muestra de Cine de Venecia.

Recibida con aplausos pese a su duración de casi tres horas, la película tiene al propio Reygadas y a su esposa en la vida real, Natalia López, como los protagonistas de la historia de una pareja aparentemente "abierta" y del control de uno sobre el otro.

El tiempo es la cosa más bella del cine. Como decía Tarkovski, hacer cine es esculpir el tiempo", declaró el cineasta en rueda de prensa.

Explicó que su participación como actor en Nuestro tiempo y la de su propia esposa fue meramente casual, pues no encontró a los intérpretes que le interesaban; también negó que se trate de una historia autobiográfica a pesar de que sus hijos igualmente aparecen en la película.

Reygadas interpreta a Juan, un poeta de alguna fama internacional y López a su esposa Esther, quien administra el rancho que la pareja tiene en el estado mexicano de Tlaxcala en el que crían toros.

Están juntos desde hace varios años y siempre han admitido relaciones sexuales fuera de la pareja, pero cuando Esther intenta ocultarle su aventura con Phil (Phil Burgess), un entrenador estadunidense de caballos, Juan entra en crisis.

Mi cine no sirve para contar una historia o transmitir informaciones", explicó el cineasta al reivindicar el estilo abierto de la narración. Al actuar por primera vez en una de sus películas ganó en ritmo, pero perdió algo en términos de control de la historia.

Debo aclarar que ´Juan´ y ´Esther´ son personajes y que cuando me filmo no soy yo, así como Natalia no es Natalia", anotó.

Confirmó que a dos semanas de iniciar el rodaje y sin encontrar a los intérpretes que buscaba, entendió que él mismo y su esposa en la vida real podían ser los actores.

No creo en la privacidad y no tengo ningún miedo de aparecer desnudo o en la cama. El hecho de que yo y Natalia seamos los actores es algo completamente indiferente", insistió.