Indagan abusos sexuales de religiosos católicos

San Antonio, Tx.- Los procuradores de al menos seis entidades de Estados Unidos iniciaron investigaciones sobre posibles casos de abuso sexual por parte de religiosos católicos en distintas diócesis, al ordenar la entrega de documentos y cualquier material relacionado con estos temas.

Las nuevas investigaciones se dan luego que hace unas semanas un informe de un gran jurado en Pensilvania documentó el abuso contra más de mil niños por cientos de sacerdotes católicos durante décadas en seis diócesis de esa entidad.

Los procuradores generales de Nuevo México, Héctor Balderas, y la procuradora general de Nueva York, Bárbara Underwood, anunciaron el jueves que iniciaron su propia investigación solicitando a las distintas diócesis católicas de sus estados cualquier material relacionado con acusaciones de abusos por parte de los sacerdotes.

Balderas emitió citatorios a tres diócesis en Nuevo México, y Underwood hizo lo propio con las ocho diócesis católicas del estado como parte de una amplia investigación civil sobre si las instituciones encubrían las acusaciones de abuso sexual de niños.

La Fiscalía General de Nueva Jersey anunció una investigación criminal; mientras que los procuradores generales de Illinois, Misuri y Nebraska, también dijeron que se investigará el abuso sexual por parte de sacerdotes católicos en sus estados y solicitaron registros a las diócesis locales.

La mayoría de los obispos han declarado que cooperarán con las autoridades estatales.

Los procuradores generales afirmaron el jueves que tomarán medidas en sus estados, tras conocer el incisivo informe de Pensilvania, y señalaron que tratarán de dar una transparencia similar a los electores en sus entidades.

"El informe del gran jurado de Pensilvania arrojó luz sobre los actos increíblemente perturbadores y depravados del clero católico, ayudados por una cultura de secreto y encubrimientos en las diócesis", indicó la procuradora Underwood.

"Las víctimas en Nueva York también merecen ser escuchadas, y haremos todo lo que esté a nuestro alcance para brindarles la justicia que merecen", resaltó.

"Hay numerosas familias que exigen justicia. Y lo que estoy esperando es que la iglesia entienda que también tiene la obligación de buscar justicia reconciliándose, proporcionando información a una agencia de aplicación de la ley", señaló el procurador de Nuevo México, Héctor Balderas.