Florence amenaza costa este de EU como huracán

Autoridades de Carolinas se preparan para llegada

Miami, Fla.

Un potente huracán amenaza con azotar la costa este de Estados Unidos la próxima semana mientras la tormenta tropical Florence se fortalece en su trayectoria a la tierra, informaron meteorólogos el sábado.

El Centro Nacional de Huracanes espera que Florence se convierta en huracán el lunes, y prevé "una fase importante de intensificación" para la tarde del sábado.

El centro climatológico basado en Miami señaló que aunque la tormenta podría intensificarse a un huracán Categoría 4 para mediados de la semana; su trayectoria sigue siendo incierta.

"Se pronostica que Florence sea un peligroso huracán categoría tres o superior cerca de la costa sureste de Estados Unidos para finales de la próxima semana y el riesgo de los impactos directos continúa en aumento", afirmó el centro el sábado.

Las autoridades de Carolina del Sur y Carolina del Norte se preparaban para el impacto.


UBICADO. En la imagen satelital proporcionada por NOAA muestra a la tormenta tropical Florence, tercera de la derecha, en el océano Atlántico ayer sábado 8, con rumbo a la costa de Estados Unidos.

En Carolina del Sur, el gobernador Henry McMaster declaró el sábado estado de emergencia a fin de prepararse para el posible arribo del huracán. McMaster enfatizó que no hay forma de saber cuándo y dónde tocará tierra la tormenta.

El Servicio Nacional de Meteorología (NWS) pronosticó este sábado que Florence puede convertirse en un huracán de gran tamaño, y que el riesgo de un "impacto directo" la próxima semana se acrecenta a cada momento, con peligro para un área que se extiende hasta Georgia.

En conferencia de prensa, el gobernador McMaster dijo que Florence ha sido una tormenta errática, por lo que resulta difícil lograr anticipar su ruta, pero "es una tormenta que tiene el potencial de hacerse más poderosa".

"Nos estamos preparando para lo peor, preparándonos para lo mejor. Estar preparados siempre es la mejor estrategia", dijo el mandatario local, dando a conocer que el gobierno estatal ha movilizado ya activos a zonas de alto riesgo potencial.

La mayoría de los pronósticos señalan como zona potencial de impacto de Florence una amplia área costera entre las dos Carolinas, a donde se anticipa podría arribar con vientos de huracán categoría 4.

El viernes, el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, también declaró el estado de emergencia y exhortó a los residentes a aprovechar el fin de semana para prepararse ante un posible desastre natural.

"Entramos en el momento más agitado de la temporada de huracanes y conocemos bien la imprevisibilidad y fuerza de estas tormentas", dijo Cooper.

El oleaje provocado por Florence podría causar el sábado corrientes de resaca e inundaciones en la costa de Delaware y Nueva Jersey, informó el Servicio Meteorológico Nacional.

Para las 5:00 de la tarde, el Centro de Huracanes con sede en Miami anunció que los vientos máximos sostenidos de Florence eran de aproximadamente 110 kph (70 mph). El centro de la tormenta estaba a unos 1.305 kilómetros (810 millas) al sureste de Bermudas y se movía hacia el occidente a 7 kph (5 mph).