Encabeza ´The Predator´

Boyd Holbrook en la cuarta entrega de la saga que en 1987 popularizó Arnold Schwarzenegger

Miami, Florida

Tras enfrentarse en el pasado a rivales como Pablo Escobar o Wolverine, el actor estadunidense Boyd Holbrook encara ahora a uno de los mayores depredadores de la galaxia en la película de ciencia ficción The Predator, en la piel de un exfrancotirador del Ejército estadounidense.

Quizá soy demasiado ambicioso", indicó el artista de 37 años, encabeza del cartel de la cuarta entrega de la saga que en 1987 popularizó Arnold Schwarzenegger.

Soy un tipo al que le gusta, o pegarle a la reja, o salir ponchado", agregó mediante una metáfora beisbolera.

Holbrook se volvió estrella en la piel del agente de la DEA Steve Murphy, en las dos primeras temporadas de la serie Narcos. Su siguiente gran papel fue el de antagonista en Logan (2017), la última entrega de la secuela del villano Wolverine.

GRANDES RIESGOS

Es divertido tomar grandes riesgos", reconoció el artista estadunidense criado en un pueblo minero en Kentucky, en una familia de clase media baja.

No es que esté reinventando la rueda, sino trato de hacer siempre algo diferente. Jugar en areneros cada vez más grandes", expresó.

The Predator es su proyecto cinematográfico más importante a nivel de presupuesto y de responsabilidad. Dirigida por Shane Black (realizador de Ironman 3 y también guionista de las dos primeras películas en la serie Lethal weapon), el filme ha generado lo mismo grandes expectativas que controversia.

EL SOLDADO

Es una gran oportunidad de poner ahí en la ética general que puedes ser un gran soldado, un súper hombre, un gran asesino, pero si no puedes ser un buen padre todo eso es irrelevante", afirmó.

Su personaje se enfrenta a esa realidad y es algo que espera "haber demostrado a profundidad".

En The Predator, a estrenarse el 14 de este mes en Estados Unidos, América Latina y España, Holbrook interpreta a Quinn McKenna, un exfrancotirador del destacamento élite del Ejército estadounidense. Un día ve caer una nave espacial en medio de una operación contra un cártel de drogas mexicano.