Dobletean con maíces ´ahogados´. Comercializan siembras inundadas

Los seguros pagarán áreas siniestradas después de verificarlas

Regional.- De lo que debió haber sido un siniestro de lamentables resultados, agricultores vivales hicieron su agosto, un fabuloso negocio, al comercializar un maíz que el seguro les pagará por siniestro total.

Como se recordará, durante la temporada de cosechas, más de mil hectáreas se inundaron a causa del desbordamiento del dren "El Morillo", afectando principalmente a productores de Díaz Ordaz y el poniente de Reynosa, en donde los daños fueron mayores.

Los agricultores afectados por la inundación, dieron el aviso de siniestro a sus seguros agrícolas, lo que motivó que personal de campo de las empresas aseguradoras, visitaran las parcelas reportadas, para realizar el dictamen correspondiente.

Como debe de ser, tras analizar las áreas afectadas, los representantes de los seguros dieron por bueno el siniestro y autorizaron que se pagará la prima asegurada en las áreas que ellos consideraron como afectadas.

Pero después de la visita y aprobación del pago del seguro, productores "afectados" por la inundación, trillaron sus maíces y comercializaron el producto.

Hasta donde se sabe, los maíces "inundados" fueron vendidos a ganaderos o empresas que distribuyen alimentos para ganado a nivel regional, más no a las bodegas o centros receptores de la región, en donde las medidas y el control de calidad es muy eficiente.

Por dichos de productores, algunos lograron acomodar sus maíces hasta en 3 mil pesos la tonelada, cuando el producto no había sido dañado por la humedad, pero en casos en que el grano si mostraba estragos, su precio bajó considerablemente.

Se sabe que algunos maíces "ahogados", dieron producciones superiores a las 8 toneladas por hectárea, lo que significa que sus propietarios tuvieron ingresos importantes por su comercialización, además de recibir el pago del seguro agrícola.

Con ironía, algunos productores comentan que les fue mejor a los maiceros que sufrieron siniestros, porque vendieron el producto y además recibieron el pago del seguro agrícola.

A nivel regional fueron alrededor de un millar de hectáreas las siniestradas a consecuencia de la inundación, y en algunos casos, el maíz permaneció varios días bajo el agua, mientras que en otros, las afectaciones al producto fue mínima al grado de que se comercializó en el mercado regional.


Nada mal

>Algunos lograron acomodar sus maíces hasta en 3 mil pesos la tonelada, cuando el producto no había sido dañado por la humedad, pero en casos en que el grano si mostraba estragos, su precio bajó considerablemente.

>Se sabe que algunos maíces "ahogados", dieron producciones superiores a las 8 toneladas por hectárea, lo que significa que sus propietarios tuvieron ingresos importantes por su comercialización, además de recibir el pago del seguro agrícola