Conoce la aplicación que obliga a tus hijos a hacer ejercicio

Una vez se logran los objetivos, se desbloquean las aplicaciones

Se trata de una escena ya tan habitual que no llama ya nuestra atención: nuestros hijos pasando horas y horas sin ningún tipo de límite con la pantalla del móvil pegada al rostro. Puede ser Instagram, YouTube, Snapchat o bien una combinación de todos ellos, pero lo cierto es que donde antes unos pegábamos patadas al balón en la calle durante horas, las generaciones actuales las dilapidan en las pulgadas de sus terminales. ¿Qué peaje se paga? La falta de relaciones sociales "de verdad", pero sobre todo, una ausencia de ejercicio físico que puede pasar factura. Por fortuna, en el pecado está la penitencia y una aplicación móvil viene a solucionar este problema.

Nos encontramos ante Goya Move, una interesante aproximación a este mal endémico que parte de un principio claro: si el chaval no puede zafarse de la adicción al móvil, se le separará del mismo por la fuerza, y no quitándoselo, sino desactivándolo. Fue la propia Apple quien en su pasada  keynote abordó este problema con una función bautizada como Screen Time (tiempo de pantalla) y que llegará a los iPhone el próximo mes de septiembre. Esta nueva función permite a los padres y tutores de los menores restringir el uso de determinadas apps de forma automática para evitar que éstas interfieran en el sueño, relaciones sociales o deberes de los más pequeños.

La nueva función de Apple llegaría como una mejora del sistema completamente gratuita, pero un desarrollador avispado no ha querido esperar a septiembre y ha presentado este desarrollo (de pago) que ofrece, además, funciones adicionales. ¿Cómo funciona exactamente Goya Move? Los padres instalan la aplicación en el móvil o móviles de los menores y bajo un usuario y contraseña, y también en su propio  smartphone que funcionará como gestor del sistema. A partir de ahí, el tutor deberá establecer las restricciones no solo basadas en la hora ni duración de uso, sino incorporando, además, un ingrediente extra: la actividad física.

El planteamiento no deja de ser llamativo: se insta al menor a alcanzar una serie de objetivos físicos diarios (tomando como referencia los pasos) para poder desbloquear las aplicaciones que se especifiquen. Se trata de una manera no solo de limitar el uso desmedido del terminal, sino de "enseñar a los niños la importancia de la moderación en el uso de la pantalla", como reseñan sus desarrolladores. Se trata de un acuerdo justo: si quieres usar determinadas aplicaciones, deberás ejercitarte y el sistema las desbloqueará de forma automática.

La magia de este planteamiento es doble: por un lado se conciencia al menor sobre la importancia que tiene estar demasiado tiempo pegados a los móviles, por un lado, y por otro, el sistema funciona de forma automática, sin que el padre o tutor deba intervenir. Sus desolladores ofrecen un mes gratuito, a partir del cual se cobrará 1,99 euros al mes por móvil en concepto de suscripción; el usuario puede, además, determinar qué aplicaciones y cuáles no estarán sujetas a las restricciones.