Chile: Decenas renuncian colectivamente a Iglesia

Santiago de Chile, Chile

Decenas de personas renunciaron públicamente a la Iglesia Católica en Chile el sábado en una apostasía colectiva inspirada en el movimiento de la vecina argentina e influida por la profunda crisis de la institución por los escándalos de abusos sexuales cometidos por el clero en el país.

Los manifestantes se reunían en la Plaza de Armas, cerca de la catedral de la capital chilena, para registrar su rechazo formal a la Iglesia Católica.

"Vine precisamente para poder desligarme de la corrupta Iglesia Católica, más allá del tema de la fe de cada uno, creo que corresponde que la Iglesia pague por lo que ha hecho. Independiente ya no me representan, así que prefiero marginarme, prefiero desligarme de todo lo que eso significa, y poder seguir un camino propio", explicó Diego Durán a The Associated Press tras registrar su deseo de rechazar formalmente a la Iglesia.

La iniciativa estuvo organizada por la Asociación de Escépticos de Chile (ASECH), que llamó a renunciar a aquellos que están bautizados.

"Nosotros invitamos por las redes sociales hace unas semanas atrás a realizar una apostasía colectiva, que consiste en que las personas que sean católicas pero ya por motivos de creencias o no creencias ya no se sienten representados por la Iglesia o dejaron de creer, que puedan renunciar al catolicismo en forma formal, trámite que muchas personas desconocen que se puede hacer y se hace a través de lo que se llama la apostasía", señaló a la AP Daniel Durán, director de la ASECH.

Para llevar a cabo la renuncia es necesario rellenar un documento con sus datos, parroquia de bautismo y razón para renunciar la Iglesia Católica.

En Chile, la Iglesia Católica vive la peor crisis de su historia, asediada por el impacto de las decenas de casos de abusos sexuales a menores de edad por parte de sacerdotes y personas vinculadas a la Iglesia.

El movimiento de Apostasía Colectiva se inició en la vecina argentina, donde miles de personas renunciaron a la Iglesia de forma colectiva hace unas semanas, repudiando el apoyo y la supuesta influencia de la Iglesia en que la ley del aborto fuera rechazada en el senado tras un triunfo anterior en el congreso de los Diputados.