¡BRONCA SUBE DE NIVEL!

Consideran no volver a arbitrar los partidos de la estadounidense. Jueces, contra Serena Williams

Ciudad de México

La guerra entre Serena Williams y los jueces de silla apunta para irse a "tie break" y subir de nivel.

Según reporta el diario The Times, el colectivo de jueces de silla está considerando no volver a arbitrar los partidos de la tenista estadounidense.

En la Final del Abierto de Estados Unidos, que ganó Naomi Osaka, la menor de las hermanas Williams discutió acaloradamente con el juez Carlos Ramos, a quien calificó de sexista y mentiroso porque éste consideró que la tenista estaba recibiendo indicaciones de su entrenador, algo que Serena negaba, pero que admitió su entrenador, Patrick Mouratoglou.

"Eres un mentiroso y un ladrón. Es porque soy una mujer y lo sabes. Si fuera un hombre no me harías eso", le dijo Williams al juez. La ganadora de 23 títulos de Grand Slam fue multada con 17 mil dólares por su comportamiento.

Según The Times, los jueces consideran ya no dirigir partidos de Serena no sólo por que ella agredió verbalmente a Ramos, también porque la WTA y la Federación de Tenis de Estados Unidos respaldaron a la jugadora, además de que, como marca el protocolo, el juez de silla no fue invitado a la ceremonia de premiación.

La Federación Internacional de Tenis (FIT) se fue del lado del juez, tanto que ayer fue designado para dirigir en la Semifinal de la Copa Davis entre Estados Unidos y Croacia, confirmó el vocero de la FIT, Heather Bowles, a la agencia AP.

The Times citó de forma anónima a un oficial que expuso que la falta de apoyo al juez, de quien dicen fue echado a los leones por hacer su trabajo, trajo la molestia de los árbitros.

Aunque saben que es difícil que todos los jueces adopten la medida, sí esperan que la mayoría se una al rechazo a dirigir partidos de Serena.